jueves, 26 de diciembre de 2013

Una colección de sellos de Correo de Navidad






El mensaje del sello en Navidad



Estas fechas parecen muy adecuadas para hablar de algo tan bonito como los sellos de Navidad. Hemos recurrido al coleccionista tinerfeño Andrés Fulgencio Estévez, que ya ha colaborado con Procoleccionismo en otras ocasiones (los belenes, lotería de Navidad) para pedirle que nos hablara de este tema que tan bien conoce, pues tiene una importante colección.

Nos explica Andrés que su padre, que hacía una colección dedicada al Belenismo, comenzó a incorporar sellos a la misma en la década de los sesenta del siglo pasado, siempre posteriores a la terminación de la Guerra Civil española en 1939.
De todos modos, fue Andrés quién pudo incrementar la colección de una forma importante, porque en el año 2009 consiguió comprarle a un coleccionista catalán todos sus sellos dedicados al Nacimiento de Jesús, que comprendían la totalidad de los que se editaron en el mundo referidos a ese tema, en el período que va de 1962 a 1975, con un total de 2386 unidades.
El sello más antiguo que actualmente tiene Andrés en su colección, data de la Navidad de 1939 y es español. Parece ser que fue a partir de 1959 cuando el Servicio Postal de Correos comenzó a emitir cada año, ininterrumpídamente, sellos con temática navideña. Antes lo había hecho en alguna ocasión, esporadicamente.  
En 1955, por ejemplo, se emitió el sello de "La Sagrada Familia", de El Greco, del que se han vendido, hasta la fecha, más de cinco millones de unidades.
Entre los grandes artistas de quienes se han  reproducido obras que hacen referencia a la Navidad,encontramos nombres como Goya ("Sagrada Familia"), Velázquez ("Adoración de los Reyes Magos"), Rubens ("Adoración de los Pastores"), o escultores como la Roldana (Luisa Roldán) de quien se ha emitido este año "Los primeros pasos de Jesús", además de otros grandes escultores, como  Berruguete, Salzillo, etc. Sin olvidar los belenes que se han plasmado en sello, como el Belén del Príncipe, emitido en el 2008, o el Napolitano, en el año 2004. 
Si hemos hablado solamente de los sellos de Navidad españoles no es porque sea esta una particularidad de nuestro país, pues es este uno de los temas filatélicos más populares en el mundo. Prácticamente en casi todos los lugares han hecho alguna referencia a ella, aunque se trate de estados que no son de confesión religiosa cristiana. Y es que la Navidad ha sido fuente de inspiración para los artistas de todas las épocas. 
La Historia del Arte cuenta con manifestaciones artísticas sobre el tema del Nacimiento de Jesús, creadas en todos los estilos. Se pueden contemplar obras de grandes artistas del Románico, del Gótico, Renacimiento, Barroco... en fin, de todos los movimientos artísticos. 
A partir de 1987 las imágenes a las que se recurre, y nos referimos en general en todo el mundo, dejan ya de ser de carácter religioso y recogen escenas infantiles u objetos variados asociados a estas fiestas, como pueden ser bolas de colores, muñecos de nieve, zambombas, abetos, etc. 
En la actualidad, son unos cien países los que emiten anualmente los sellos de Navidad.
Muchos entendidos, consideran que el primer sello postal que hizo referencia a la Navidad se emitió en Canadá a finales del siglo XIX. No es que hubiera ninguna imagen de la festividad, pero sí que aparecía escrito XMAS 1898. Costaba 2 centavos.
También se reconoce como un pionero del sello de Navidad, el que se emitió en Dinamarca durante las fiestas navideñas, con el fin de recaudar fondos para los niños tuberculosos. Se trataba de un sello adicional, es decir, no válido para el franqueo.
En Rumanía se emitió uno en 1905, en el que aparecía un ángel anunciando el Nacimiento. Y fue Cuba el primer país latinoamericano en el que apareció en 1952 un sello con tema navideño, que era una flor de Pascua.   
Por supuesto la imagen más repetida en este tipo de sellos es la del Portal de Belén con el niño recién nacido, José y María, o simplemente la de la Virgen y el Niño, pero hay países en que es muy difícil o casi imposibles encontrar algo así, como ocurre en los de religión musulmana. 
Nos cuenta Andrés, que en algunos de éstos países han sacado piezas con la Crucifixión o la Resurrección de Cristo y, desde luego, él las ha adquirido, a pesar de que le costaron bastantes caras y navideñas navideñas no es que sean, pero vale la pena tenerlas por su rareza y el lugar de procedencia, ya que son del Sultanato de Omán.

Entre sus piezas favoritas figura un sello en un formato bien grande de 12 centímetros, que data del año 1979 y que es nada menos que de Yemen. Es toda una joya. En nuestros días en ése país sería imposible por su extremismo religioso anticristiano, que se imprimiese nada semejante. Contiene dos escenas, la de La Anunciación a María y la del Nacimiento de Jesús. Es una maravilla.
Nosotros agradecemos a Fulgencio toda la información que nos ha facilitado y le deseamos tanto a él, como a todos nuestros seguidores, un bueníiiiiiisimo año 2014.