martes, 10 de diciembre de 2013

Una colección de tortugas




LEEEENTA, PERO SEGURA



Hoy vamos a presentar otra colección de los Magi, padre e hijo, Ya os dijimos, cuando hablamos de su colección de Madelman, que se interesaban por cosas muy diversas, y ya veis, hoy va de tortugas.
La colección la comenzó Magi padre, hace ya 22 años, concretamente en 1991. Empezó a comprar estos animales de una forma podríamos decir convulsiva: tortuga que veía, tortuga que compraba. Cuando no era él, era su familia y amigos los que se las regalaban: cada vez que se iban de viaje, volvían con una tortuga. Así fue, como la colección creció muy rápidamente.
Nos cuenta Magi que la razón por la que le llamam la atención las tortugas, no sabe explicarla, pero lo cierto es que siempre las ha encontrado fascinantes. Le parece extraordinario que en millones de años estos animales no hayan evolucionado, o lo hayan hecho muy poco, y le da hasta pena que sea una de las pocas especies de animales que cuando están en peligro no pueden escapar, pues las pobres no pueden huir (o demasiado lentamente...).
En la actualidad, a pesar de este cariño por las tortugas, nuestros dos coleccionistas nos confiesan que no tienen ninguna de ellas viva por su casa. Magi padre, a los 5 años ya tuvo su primera tortuga de verdad, que era una tortuga griega que le trajo su abuela de un viaje que hizo a Barcelona, y que compró en las Ramblas. Pero nunca estuvo en cautividad, iba suelta. La tuvo hasta los 35 años, y entonces decidió dársela a una persona que tenía (y tiene) un chalet y le apasionan estos animales. Por cierto, esa alma caritativa tuvo que sacarse un permiso especial para poderlas tener, y gracias a ello posee muchas especies distintas que viven al aire libre y están muy bien cuidadas.
Magi también tuvo varias tortugas de Florida, pero ahora, como hemos dicho, ya no tiene ninguna viva.
Pero de las otras sí, porque cuentan con una colección de más de 3000 piezas  de todo tipo de materiales: de miga de pan, metálicas, de plata, de plástico, cerámica, piedra, minerales, plastilina, goma, madera, chuches, oro, bronce, cartón, cera, sal, de huesos de melocotón, de coco, lava de volcán...  Y también con diferentes funciones, como abrir botellas, ser cajitas, linternas, bolígrafos, encendedores, lápices, servilleteros, candados, cerillas, lámparas, dedales y mil formas más. 
Sus piezas preferidas son, por sentimentalismo, las que le regalan sus padres, porque sabe todo el cariño que ponen en comprarle piezas que no tiene, algunas muy difíciles de encontrar.
Desde luego, Magi no se conforma con admirar lo divertidas y curiosas que son sus figuritas, sino que tiene un montón de libros con todas las especies y subespecies que existen en todo el planeta. Y es que considera que cualquier colección sin una información sobre el tema queda como coja, le falta algo no.
La tortuga hay que reconocer que tiene muy "buena prensa", a veces (espero que me perdonen los Magi) demasiado buena. Por ejemplo, ¿por qué en la fábula de Esopo de "La liebre y la tortuga" no se alza alguna vez una voz que diga, o insinúe, que la tortuga era una fanfarrona? (ya sabéis, cuando le dijo a la liebre que le iba a ganar) pues no, todo el mundo se dedica a criticar a la pobre liebre  por afirmar lo que científicamente todos saben: que ella es más rápida que la tortuga. Pero se ve que esta callada criatura (la tortuga) inspira respeto, será por eso que en algunas culturas se le considera un animal muy noble, además de creer que trae buena suerte. En otros países sencilla y llanamente se las venera. Para muchos es el símbolo de la paciencia, la sabiduría, la experiencia.
A nuestros coleccionistas les interesa también todo lo relacionado con el tema tortuga, ya sean canciones, cuentos, personajes, etc. En las Olimpiadas del 92, en los especial olímpicos, su mascota era una tortuga llamada Carlota. Ni que decir tiene que consiguieron hacerse con esa bonita mascota, en Vilanova para ser exactos.
No se olvidan tampoco de los personajes de ficción como la tortuga Tartañán, las tortugas Ninja, etc. También tienen monedas, billetes, números de lotería donde salen tortugas autóctonas. Cualquier cosa u objeto donde salga una tortuga siempre lo intentan conseguir.
Una ilusión compartida por el padre y el hijo es la de intentar figurar en el libro Guiness de los récords de Cataluña, a ver si consiguen batir el de la colección con más tortugas.
No sé si nuestros coleccionistas habrán advertido el detalle, pero he puesto el texto en un color "verde tortuga" para ambientar el comentario, sin embargo, veo que no hay muchas tortugas verdes en las fotos de la colección ¿han pasado de moda? ¿hay más tendencia a representar a estos animales de manera fantasiosa que realista? 
Quizás con la tortuga, los artesanos y artistas se pueden permitir variar el color, porque su forma es tan inconfundible que no se precisa otra cosa para identificarlas. 
Por cierto, no sé si ya tendrán en la colección el poema de Pablo Neruda, "La Tortuga", que empieza así:
LA TORTUGA que anduvo tanto tiempo
y tanto vio con sus antiguos ojos.
La tortuga que comió aceitunas
del más profundo mar.
La tortuga que nadó siete siglos

y conoció siete mil primaveras...
Por cierto, siempre solemos recomendaros el blog o web donde el coleccionista invitado muestra sus colecciones, pero como los Magi todavía no lo tienen (están trabajando en ello) os queremos hablar de una estupenda revista para coleccionistas en la que colaboran los dos. Se llama "Figuras en Acción" y está en internet desde 1999, fecha en la que salió el primer número. Se publica semestralmente y se puede bajar gratis. Si alguien prefiere que le llegue en papel, puede pedirla y al precio de unos 12 euros será suya. La revista tiene artículos muy interesantes y bien documentados, no os la perdáis. Además, está abierta a las colaboraciones de todos los coleccionistas, ¡y el último número ha salido, o va a salir, esta misma semana!