miércoles, 4 de septiembre de 2013

Una colección de sobres de infusiones




Para preservar perfume y sabor




Maite Justamante vive en Barcelona y es coleccionista de sobres de infusiones y también de sobres o bolsitas de sacarina. En esta ocasión, vamos a presentaros la colección de sobres de infusiones.

Empezó con esta colección en el año 2010, a raiz de una donación  y en pleno tratamiento de quimioterápia, con esto intentaba llenar su tiempo y no pensar demasiado en otras cosas. Lo que le gusta de los sobres de infusiones es que son muy coloristas y hay muchísima variedad de ellos. Entre todas las hierbas que se comercializan, las más comunes son las consideradas standard, aquellas que todas las marcas tienen y que podrían ser consideradas básicas: relax, digestivo y línea (o sea, tila, manzanilla y una mezcla de hinojo, malva, saúco y menta piperina). A Maite, personalmente, le gustan mucho las infusiones de frutas, de las que existen una gran variedad sobre todo en Centro Europa.
Los sobres de las infusiones de frutas estéticamente  suelen ser muy bonitos, por los dibujos, fotografías u otras composiciones que presentan, con muchos colores y atractivos diseños.

Hay que señalar que existen diferentes tipos de sobres, como los de papel con pestaña y los de papel metálico o plastificado, que son herméticos y que deberían abrirse siempre con cutter y por detrás para no dañarlos (como los sobres de azúcar), así darían menos disgustos a los coleccionistas, pues la mayoría de las piezas les llegan mal cortadas y por tanto no aptas para la colección.
Otra criterio a la hora de clasificar los sobres de infusiones podría ser teniendo en cuenta su contenido, como por ejemplo, infusiones de frutas, medicinales, para niños, las típicas inglesas, combinaciones de hierbas...
El sistema que sigue Maite para clasificar sus sobres es teniendo en cuenta, en primer lugar, las marcas y éstas por orden alfabético, independientemente del país que sean. Por lo que se refiere a las marcas hay que tener en cuenta que algunas de ellas se fabrican en diferentes paises, como Lipton, Yogui, etc. Por ejemplo, en los sobres Lipton de Holanda, Alemania o EE.UU. suele haber algún pequeño detalle que los diferencia pero básicamente son iguales, y como en el sobre no pone muchas veces dónde se ha fabricado, pues hay que estar atento al idioma en el que está escrito.
Por cierto, que estamos hablando de sobres de infusiones y querríamos aclarar que no es lo mismo una infusión que una tisana. Esto, que parece obvio, no lo es tanto, pues muchas personas confunden ámbos vocablos.
Puede decirse  que, básicamente, las infusiones, bebidas obtenidas a base de hierbas y agua, se preparan echando el agua sobre las hojas secas, flores, granos o sobres de hierbas, cuando el agua caliente no ha alcanzado el punto de hervor. En el caso de las tisanas, sin embargo, se pone a hervir el agua y cuando empieza a hacerlo se le añaden las hierbas elegidas, removiéndolas ligeramente con el agua hirviendo o incluso dejándolas hervir unos minutos juntas. 
Maite nos explica que a través de una web de coleccionismo ha contactado con muchos coleccionistas que a su vez le han propiciado contactos con otros. No obstante, le gustaría conocer a más españoles. pues sólo sabe de tres o cuatro. Nos dice, también, que podemos dar su correo para el que esté interesado.
Ella estos contactos los hace de una manera un poco particular, porque no tiene ni web ni blog dedicados a la colección. Así es que, cuando cuando conoce a un coleccionista le envía sus dobles escaneados por e.mail, en varios correos. Su interlocutor hace lo mismo y entonces cada uno elige los sobres que les conviene. Para hacer la selección pasan las imágenes por photoshop y eliminan las que no quieren.
Es importante decir que los sobres los guarda siempre vacíos. Actualmente ha llegado a tener representación de todos los países del mundo, aunque de algunos de ellos sólo cuente con una pieza.
Al examinar esta colección, encontramos nombres como Manzanilla, Té, Poleo-menta, Romero, Anís verde, Menta, Valeriana, Tila, etc. Todos ellos nos transmiten sensación de relax y nos evocan aromas de plantas y flores. Es como darse un paseo por un monte en un día de primavera, mientras estamos sentados en la cocina. Gracias, Maite, por traernos la Naturaleza a casa, ojalá encuentres muchos coleccionistas para hacer buenos intercambios.