miércoles, 11 de enero de 2012

Una colección de barras de pegamento











algo que engancha


Jordi Boladeras tiene espíritu de coleccionista, lo que quiere decir curiosidad e interés por las cosas. Os lo hemos presentado con su colección de etiquetas de queso fundido y de trípticos de restaurantes orientales, que comparte con Anna, su mujer. Colecciona también barras de pegamento sólido, que ahora vamos a descubrir.

Estas barras de pegamento son las típicas barras en las que hay que hacer girar la parte inferior del envase para ir subiendo el pegamento. Si hubiera que hacer una descripción de estos objetos, podría decirse que todos ellos son de plástico, de forma cilíndrica y de tamaño variable, dependiendo de la cantidad de gramos de pegamento, lo que suele oscilar entre 8 a 10 gr.; de 16 a 25 gr. y las barras más grandes de 36 a 40 gr. Todas esas barras llevan un tapón, para que el pegamento no se seque, ni se ensucie.

Jordi empezó a interesarse por este tema hace unos diez años. Al principio se limitó simplemente a guardar las barras de pegamento que encontraba pero, después, ya se puso a hacer la colección en serio. Por cierto, que la idea de hacer esta colección le vino porque se topó con una barra muy divertida, que representaba un personaje de la película de dibujos "El Jorobado de Nôtre-Dame" y entonces pensó que sería interesante descubrir qué otros temas se podían encontrar. Lo que más le llama la atención de estas barras, es la variedad de diseños que ofrecen las diferentes casas comerciales.

De todas las piezas que tienen, unas 1.100, Jordi no sabría decir cuál es la más antigua, pero considera que bien podrían serlo unas barras con las figuras de los jugadores del "Dream Team del FC Barcelona", pues corresponden al equipo de hace unos 20 años. Entre sus preferidas hay una de una famosa casa comercial que se realizó con una pequeña senyera de Cataluña. También hay una muy divertida, que cuando se mueve permite ver los resultados de las tablas de multiplicar; otras con una estructura de una nave espacial y de un astronauta (además éstas llevan complementos que les terminan de dar la forma) y, evidentemente, también le gustan las que forman parte de series.

Las series son grupos de barras que comercializa una empresa determinada con un tema concreto. Por ejemplo, las del "Dream Team" dedicadas a cada uno de los jugadores del equipo, de las cuales unas eran con tapón azul y otras de color grana. Otras series son "Bola de Drac Z"; "Club Super 3", "Los Simpson"; "Cars", "Star Wars", "El Jorobado de Notre-Dame"o las más recientes sobre la película de "Los Pitufos" donde hay seis barras dedicadas cada una de ellas a un personaje.

Por lo que se refiere a los fabricantes de este artículo, Jordi nos cuenta que hay unas diez casas comerciales bastante conocidas, de alguna de ellas tiene más de 50 ejemplares. Además de estas marcas, están las marcas blancas de grandes superficies comerciales, y también otras de diseños muy variados que se pueden encontrar en tiendas, bazares, etc.

Las guarda tanto llenas como vacías, y las tiene catalogadas siguiendo un primer criterio de tamaño (pequeñas, medianas y grandes) y, a partir de ahí, se clasifican por marcas, diseño, dibujos. Las consigue visitando papelerías y diversos establecimientos tanto en nuestro país como durante sus viajes, aparte de las que recibe de amigos y conocidos, incluso de alguna casa comercial conocedora de su afición. No puede intercambiar porque, de momento, no conoce a otros coleccionistas de este tema, aunque sí que hay varios de material escolar en general. Y, precisamente, puede incrementar la colección gracias a la generosidad de otros coleccionistas de diferentes objetos, que le guardan las barras de pegamento que encuentran. En el fondo, esto es lo más gratificante de las colecciones, lo que se consigue gracias al esfuerzo personal, a la colaboración entre colegas y a la deferencia de muchas personas hacia nuestra colección.

En este sentido, Jordi ha tenido muy buenas experiencias. Por ejemplo, intercambiaba artículos para otra colección con un chico y, cuando éste supo que coleccionaba barras de pegamento, le envió un montón de modelos diferentes y antiguos, pues dio la casualidad de que era representante de una empresa de material escolar. A veces, no obstante, no todo el mundo comprende su interés por este artículo, y aún recuerda Jordi cómo le miró un dependiente en el mercado de Els Encants de Barcelona, cuando se quedó unas cuantas barras de pegamento que estaba en unas condiciones fatales. El hombre se quedó perplejo al ver que Jordi estaba tan contento de comprar aquél deshecho, pero no sabía que, por un precio irrisorio, estaba consiguiendo gran parte de la colección del "Dream Team del FC Barcelona", ¡un tesoro!

Evidentemente, el artículo que nos ocupa no es un objeto muy antiguo. La barra de pegamento la inventó Henkel en el año 1969, y se inspiró en las barras de labios que usan las mujeres, ya que ese sistema permite sacar el producto del contenedor plástico cada vez que se usa, y volver a meterlo para que no se rompa y no se seque. Esta presentación del pegamento tuvo tanto éxito que en el año 1971 la firma Pritt ya vendía su invento en 38 países.

A partir de entonces se han producido millones de barras de pegamento vendidas en todo el mundo. Y es que es un sistema fácil para pegar papel, cartón e incluso telas finas. Las barras de pegamento, como tantos otros objetos de la vida cotidiana, parece que no tienen mucha importancia pero son casi imprescindibles para muchas funciones. Y, además, gracias a Jordi se han convetido en objeto de colección.





2 comentarios:

Gamellons dijo...

fantastico ahora ya se que tengo que hacer con las barras de pegamento seco que tengo en el armario y si veo alguna curiosa por las tiendas y papelerias te las guardaré

gracias por alegrarme el dia

WORLD LOTTERY COLLECTOR dijo...

VAYA EL MUNDO DEL COLECCIONISMO ES UNICO...UNA COLECCION UNICA. FELICIDADES SIGUE ADELANTE...SALUDOS DESDE COLOMBIA.