jueves, 23 de septiembre de 2010

Una colección de cerillas




¡está que arde!








Rubén Kotler, además de Historiador y Periodista, es un coleccionista argentino de fósforos, concretamente de cajas de cerillas o cerillos, que de las dos maneras se les llama. Sabido es que las populares cerillas son unas varillas con un extremo recubierto por una sustancia que al frotarla a una superficie rugosa adecuada se enciende. Esa varilla puede ser de madera, cartón, papel o de papel con cera (de ahí el nombre de cerilla).

En realidad los fósforos son, básicamente, de dos tipos:

- integrales, cuando se encienden por fricción contra cualquier superficie rugosa, porque contienen un compuesto de fósforo en la cabeza, de ahí lo adecuado de llamar a este tipo "fósforos".
- de seguridad, cuando solamente se encienden si se friccionan contra la superficie de su propio rascador, que es donde se encuentra el fósforo.

Es dificil establecer el origen de las cerillas, como ocurre con casi todas las cosas, ya que la idea inicial fue cambiando mientras se buscaban soluciones a los problemas que iban surgiendo en cada fase.
Consultando las fuentes que hemos encontrado en la red, hemos sabido que fue John Walker quien, en principio, descubrió fortuitamente la posibilidad de encender unas varillas por raspado, y ésto fue alrededor de 1830. Después, a Samuel Jones se le ocurrió comercializar el invento. Se reemplazó el sulfuro de antimono por fósforo blanco, pero el problema era que el fósforo blanco se inflamaba muy rapidamente y era muy tóxico. Entonces el objetivo fue buscar algo para reemplazarlo y, entre otras substancias, se comprobó que el fósforo rojo podía ser útil.
Pero no es nuestro objetivo transcribiros la información que vosotros mismos podéis encontrar, sino hablaros de la colección de Rubén Kotler.

Nuestro coleccionista empezó a coleccionar cajitas de fósforos por coleccionar algo, imitando lo que veía hacer a sus hermanas mayores, ya que ellas coleccionaban de casi todo: gomas de borrar, etiquetas, billetes... Rubén, para no ser menos que ellas, empezó a reunir sacapuntas, lo que pasa que cuando alguien de la familia necesitaba uno venía directamente a buscarlo a su colección y lo utilizaba, sin ningún reparo al hecho de que formaba parte de la colección. Así es que, como comprendió que su familia no tomaba muy en serio la colección, decidió cambiar a otra. Fue entonces cuando empezó con las cajitas de cerillos, de esto hace ya unos diez u once años.

Actualmente cuenta con unas 2000 cajas únicas. Las tiene de todo tipo, tamaño, diseño, color y procedencia. Las hay de forma muy variada, siendo las más comunes tanto las clásicas llamadas de "cajón", porque se abren como si lo fueran o las conocidas como de "carpeta" o pitillera, en las que el tronco o varilla de los fósforos son planos.

La colección ha podido crecer gracias a algunas ayudas importantes, una de la que más le impactó fue la siguiente: en el año 2004, cuando contaba con 800 ejemplares, decidió socializar un poco organizando una exhibición en su ciudad natal, Tucumán. Una persona que había visitado la muestra le llamó un día para enseñarle sus cajitas de fósforos, unos mil ejemplares. Para sorpresa de Rubén, este señor le ofreció la colección toda entera, pues le explicó que él ya no podía ocuparse de ella.

Aunque Rubén sabe que hay colecciones con un número impresionante de piezas (en su blog da información de un museo de Portugal donde se muestran 20.ooo), él piensa seguir trabajando en la suya con ilusión. Le gustaría conseguir una representación importante y llegar a exhibirla de modo permanente.

Entre las piezas preferidas hay algunas muy sugerentes. Una de ellas, p. e. es histórica y sirvió de propaganda de la dictadura militar de Argentina. Otras merecen una mención especial por su antigüedad y diseño, como una que tiene de una Fragata. Hay que decir que las cajas de Fragatas son un clásico en Argentina y tienen ya alrededor de 4O años de antigüedad. Considerando el diseño, Rubén aprecia las que tiene con figuras tridimensionales, también las miniaturas... Y las cerillas de cera, que pueden considerarse ya una "especie en extinción".

Para conseguir nuevas cajas Rubén recurre al modus operandi de casi todos los coleccionistas: pedirles a los parientes y amigos que viajan que le traigan alguna pieza. El, personalmente, controla todas las cajitas que circulan a su alrededor y no hay que dudar que, en cuanto ve alguna que no tiene, hace todo lo posible y casi todo lo imposible por conseguirla.

Gracias a su blog, "El Koleccionista de Fósforos", que inauguró ya hace más de tres años, está en contacto con otros coleccionistas, muchos de los cuales también exponen sus colecciones en la web. Si bien es cierto que no es fácil intercambiar cajitas por correo postal, el hecho de poder compartir información es ya una gran satisfacción, además de ser un consuelo el saber que hay otros "locos" por el mundo.

Además de las cajas de cerillas, poco a poco Rubén se ha ido interesando por todo lo relacionado con el tema: artículos periodísticos, cuentos, chistes, publicidad. Por lo que respecta a la historia general de los fósforos, Rubén, modestamente, nos dice que no ha hecho muchas averiguaciones, aunque, entre muchos otros comentarios interesantes que tiene en su blog hay una reseña del libro de Angel Prignano, que trata de la historia de las cerillas en Argentina.

No se les suele dar mucha importancia a las cerillas cuando se tienen (aunque en ocasiones se daría cualquier cosa por encontrar alguna...) pero son unos útiles universales que a pesar de las innovaciones que han aparecido para hacerles la competencia (mecheros de bolsillo, encendedores de cocina, etc,) prestan muchos servicios. Uno de ellos podría ser el que nos recomienda el refranero español: "Es mejor encender una cerilla que maldecir la oscuridad", para lo que siempre va bien tener una cerilla a mano...




16 comentarios:

gusiluz dijo...

Hola! me llamo Lucía, estoy realizando un reportaje sobre coleccionsitas valencianos y querría saber si podrías ponerme en contacto con alguno. Realizas una labor impresionante con este blog, por cierto.

Muchas gracias por tu colaboración,
Lucía

Marce dijo...

Como siempre una colección muy interesante: yo estoy de acuerdo con Lucía y con todos los demás!

lacole dijo...

Mil gracias por vuestros comentarios.
Lucía, si me quieres dejar tu dirección electrónica o escribir a:
mjfuster20@gmail.com, procuraré informarte sobre lo que me pides.
Saludos,

Juan dijo...

Solo preguntar cuando se abre la exposicion. gracias. salu2

Anónimo dijo...

No había oído ni leido sobre una coleccion de cerillas, me observa una buena idea del amigo coleccionistra en general. veo que se encuentran en la coleccion marcas conocidas, me parece que las que faltan incorporar son la IDEAL y MENOSPRITAS. No?

JJ

http://www.worldlotterycollector.blogspot.com dijo...

LOS INVITO A QUE CONOZCAN OTRA CLASE DE COLECCIONISMO.
http://www.worldlotterycollector.blogspot.com/ SALUDOS DESDE COLOMBIA

BUCARAMANGA, COLOMBIA

María José (Palma de Mallorca) dijo...

Me ha gustado mucho esta página porque es un placer saber que hay gente como yo a la que fascinan las colecciones, y que incluso hay páginas en internet sobre ellos.

lacole dijo...

Hola, como siempre, mil gracias por vuestros mensajes.

Juan, de momento creo que no hay exposición a la vista, cuando haya algo programado le pediremos a Rubén que nos lo diga. Por cierto, que estos días él no puede estar atento al ordenador y no puede responder vuestros comentarios (por ejemplo el tuyo, JJ), pero lo hará en cuanto pueda. Gracias!

Raúl dijo...

Hola Niña Hermosa, Solo para informarte que hoy al tener un tiempecito para sentarme frente a la computadora , me encontré con tu pagina lo cual fué muy agradable.Te admiro y si quieres te envio mi correo para que nos podamos comunicar tambien por este medio cuando tengas un tiempecito.

Besos y mi cariño, tu seguidor que te quiere y admira, Raúl .

Anónimo dijo...

Hola yo tengo una cajita de fosforos nueva sin estrenar en miniatura q funciona claro y es d Praga ( lo pone). Mide 2cm de largo y está llena de fosforos. la tengo en todo colección a la venta por si te interesa`soy Lupitey
gracias

pacholopez60@hotmail.com dijo...

Yo tengo unas 200 cajitas de fosforos desde lis anis 1975 , a quien le interesa, me pueden escribir a pacholopez60@hotmail.com, muchas gracias

Eduardo Fernandez Alfaya dijo...

Hola soy eduardo de caba,arg
Estoy vendiendo parte de mi coleccion
Cualquier interesado comuniquese conmigo. Saludos y gracias

ismael dijo...

tengo una pequeña collecion de cerrillos a alguien le interesa? son cajas de cerrillos con pinturas de Lautrec

Unknown dijo...

Hola. Tengo una colección de unas 200 cajitas. Quisiera saber como las puedo preservar de mejor forma, para no tenerlas guardada en cajas más grande. He pensado en ponerlas en pequeñas bolsitas o en carpetas archivadores. Si alguien conoce como se guarda este tipo de colección, se los agradecería.

Carlos Ibarra dijo...

Hola. Tengo una colección de unas 200 cajitas. Quisiera saber como las puedo preservar de mejor forma, para no tenerlas guardada en cajas más grande. He pensado en ponerlas en pequeñas bolsitas o en carpetas archivadores. Si alguien conoce como se guarda este tipo de colección, se los agradecería.

J.C. Fernández-Ordóñez dijo...

Carlos Ibarra, depende de cómo quieras conservarlas, puedes despegarlas y guardarlas planas en un archivador, incluso hay quien recorta solo el anverso y/o reverso...
También puedes guardarlas en un archivador completas, o aplastadas sin la parte interior... Hay muchas formas, depende más de ti... ¡Saludos!
Si quieres intercambiar, actualmente tengo repetidas de Venezuela (desmontadas y montadas). Mi correo: avesenmano @ gmail.com
Juan Carlos