sábado, 1 de mayo de 2010

Una colección de chupitos



Las apariencias

engañan







Como se ven pequeños y simpáticos parecen inofensivos, pero ¡atención! pueden tener efectos devastadores... Hablamos de los chupitos.

Franciso Soler empezó su colección con todo tipo de vasos y sólamente se fijó una regla a la hora de adquirir una nueva pieza para incrementar la colección: que llevaran el nombre o distintivo de un lugar, no de una marca. Sucedió luego que, al ver el espacio que ocupaban tantos vasos y su afición por beber chupitos, decidió limitar la colección sólo a chupitos. Todavía hay algunos amigos que a veces le regalan vasos de todo tipo que, por supuesto, acepta, pero no son el objetivo.

Cuenta Fran, que los chupitos suelen medir unos 6 centimetros de alto y tienen una capacidad de 15/20 cc. Parece ser que su historia no se remonta muy lejos, pues se han puesto de moda hace poco tiempo, digamos, a finales del siglo pasado. Se sirven en ellos preferentemente bebidas fuertes. Una de sus características es que estos recipientes se utilizan más bien para ofrecer mezclas que bebidas solas y, además, que se consumen preferentemente estando en compañía de otras personas, y no tanto cuando uno está solo. Puede decirse que se ha convertido en una bebida típica de reuniones sociales, para beber en grupo.

Hay establecimientos que se dedican especialmente a servir chupitos, ofreciéndose en ellos cócteles (en uno de Barcelona parece ser que tienen patentados más de 500 combinaciones distintas) con nombres divertidos o sugerentes, algunos servidos con iluminaciones espectaculares, otros que se presentan helados, etc. Con el color y la diferente espesura de los licores y demás elementos de la mezcla, se consiguen unas estupendas composiciones para impresionar tanto la vista como el gusto.

También se están popularizando los chupitos comestibles que se ofrecen como aperitivo, de entrada en una comida. Nos cuenta Fran que los hay de crema, sopas ligeras e infinidad de combinaciones, como setas salvajes con crema, puré de calabaza con langostinos, etc. aunque su preferido es el chupito de sopa de maíz con juliana de puerro.

Normalmente, los chupitos alcohólicos se toman de un sólo trago. Los chupitos más comunes son los de tequila, aunque hay muchas variedades. En algunos países los llaman vasos tequilos, en México los llaman caballetes, en inglés Spot...

Fran ha ido formando la colección chupito a chupito, que consigue de la misma forma con la que todos nuestros amigos engrosan sus colecciones:
Primero, comprándolos o "adquiriéndolos" (sin entrar en detalles de cómo...) en los lugares que visita. Cierto es que hace unos años acudía a más establecimientos en los que poder degustar chupitos que los que frecuenta últimamente, pues ahora lleva una vida más rutinaria, ya que tiene familia, un trabajo estable y todo eso que no propicia las salidas nocturas, pero bueno, siempre es posible conseguir alguno.

Segundo: gracias a los regalos de amigos, compañeros de trabajo y familiares, lo que supone, según sus cálculos, el 40% de la colección. A estos ejemplares que le han ofrecido les tiene un especial cariño, por un lado porque le sirven para incrementar la colección, pero también porque es una forma de recordar a esas personas amables.

Tercero, y no menos importante, los que obtiene gracias al intercambio y a la compra por internet. Con este sistema en el último año ha comprado y cambiado un 10% de su colección.

La colección la empezó hace unos quince años, aunque ha sido en estos últimos meses cuando ha empezado a tomársela más en serio. En estos momentos intenta ampliar la colección a lugares o países de los que todavía no tiene ninguno. Disfruta con cada nueva adquisición y le gusta recordar los buenos momentos con el correspondiente chupito. Ahora, con el nacimiento de su segundo hijo, Alejandro, ha tenido una buenísima excusa para comprar otro.

En la actualidad cuenta ya con unos trescientos ejemplares. Los tiene catalogados, mencionando el lugar de procedencia, el nombre de la persona que se los ha regalado, etc.

Al principio, mientras vivió con sus padres, los exponía en un parador que rodeaba toda su habitación, a 45 centímetros del techo. Después, cuando se fue a vivir solo, redujo la exposición a una gran estantería en una pared de su habitación y ahora, que ya está casado y con dos hijos, sólo dispone de una vitrina, donde tiene espacio para mostrar unos cincuenta. El resto de los chupitos los tiene en unas cajas en el cuarto trastero... Pero piensa remediar la situación cuando construya un mueble especial que ya tiene pensado.

Fran, desde hace unos nueve meses, tiene un estupendo blog "Mis chupitos del mundo" donde habla de sus chupitos y de muchas otras cosas. Ofrece información de lugares que ha visitado, de otros coleccionistas de chupitos, de amigos que hacen otras colecciones. Y, lo que es importante, gracias al blog tenemos ocasión de contemplar parte de su colección. Os invitamos a visitarlo.

Y no decimos que os ofrecemos un chupito, como hacen en algunos restaurantes cuando el cliente paga su cuenta, para que no se nos acuse de exaltación al consumo de bebidas alcohólicas. Aunque bien pensado, uno de melón, por ejemplo, no estaría mal...


19 comentarios:

Francisco Soler dijo...

me parecen conocidos estos chupitos

lacole dijo...

GRACIAS por haber colaborado, Fran.

Rafael Castillejo - rafaelcastillejo.com dijo...

¿Cuándo nos tomaremos un chupito juntos, los que frecuentamos este lugar?

Anónimo dijo...

que dificil esta eso Rafael castillejo pero se puede hacer una mini quedada

jonas

lacole dijo...

bueno, podríamos lanzar una convocatoria y que venga el que quiera y pueda. Se podría hacer coincidir con algún "acontecimiento"... Tema a meditar y ¡gracias por la idea!

Román (L'Hospitalet) dijo...

Hace ya muchos meses que está en la red esta interesante página sobre coleccionismo, y yo sin enterarme! Desde luego, la persona que la lleva, María José Fuster, es un "crack": gran investigadora genealógica y tenaz y constante con sus aficiones tiene un merecido éxito en todo lo que hace. Yo era ya seguidor de sus otros blogs. No obstante, PROCOLECCIONISMO es una pasada!

Anónimo dijo...

Estic d'acord: per a mantenir aquesta pàgina al dia cal tenir una energia interior envejable.

Monica FERRER

Aixa dijo...

HOLA: Muchas felicidades por tu web, es bastante interesante y entretenida. Soy una coleccionista de mil cosas y no me canso de consultarla. Enhorabuena.

Angel dijo...

!Esta página es hiperbuena!

Anónimo dijo...

NO ME EXPLICO COMO ENCUENTRAS SIEMPRE COLECCIONES TAN DIVERTIDAS Y DIVERSAS.

Mónica

Marcelo dijo...

Hola Paco. Ayer estuve en tu página admirando tu hermosa colección. Ahora me acerco de nuevo a ella para deleitarme verificando todos los detalles. Un gran saludo. Marcelo

Jorge CANALETAS dijo...

Las apariencias quizás, pero esta web no: FELICIDADES!

lacole dijo...

¡Mil gracias a todos! Leer vuestros mensajes es vitamina pura, que da fuerza para seguir.

Anónimo dijo...

me gustaria saber tu correo.. yo tambien coleccion vasos de chupito

burgos dijo...

hola tengo una coleccin de chupitos y me gustaria cambiar algunos que tengo repetidos

Francisco Soler dijo...

Hola a todos, hacia tiempo que no entraba en procoleccionismo y he visto muchos comentarios, los que quieran hablar de la colección de chupitos, escriban a mischupitos@soleronline.com o entrar en www.mischupitso.com

Juan Carlos Trujillo dijo...

Alguien sabe quien tiene el record guinnes de colección de chupitos en el mundo?

Juan Carlos Trujillo dijo...

Alguien sabe quien tiene el record guinness o la colección más grande de chupitos en el mundo? Muchas gracias.

FRANCISCO dijo...

COLECCIONO CHUPITOS DESDE HACE 25 AÑOS
CAMBIO LOS REPETIDOS