viernes, 20 de noviembre de 2009

Una colección de Certificados y Títulos financieros






El VALOR

de los




VALORES





Estamos hablando de unos documentos que, aunque "oficialmente" se han convertido en papeles sin valor, son muy apreciados. Y si no, que se lo pregunten a los coleccionistas de certificados, títulos de valores antiguos (especialmente acciones y obligaciones), bonos, Deuda pública y similares. Este coleccionismo se conoce con el nombre de Escripofilia, aunque hay que precisar que el término no está aceptado por la Real Academia Española de la Lengua, pues se trata de un anglicismo (scripophily) formado con el término inglés "scrip" (derecho de propiedad) y el sufijo griego "philos" (afición o simpatía). De hecho, se adoptó esta denominación porque fue la propuesta ganadora en un concurso convocado por los coleccionistas ingleses, que después aceptó todo el mundo, aunque también hay partidarios de utilizar el nombre de Escriptofilia.

Javier Represas, ingeniero gallego, hace colección de todos esos documentos que hemos mencionado y, para que nos aclaremos un poco mejor todos los profanos, vamos a repasar someramente las explicaciones que sobre ellos ofrece en su interesante web.

En ella explica que: en el certificado se reconoce al inversor la propiedad de una cantidad determinada de capital y suele estar firmado y sellado por el emisor, y en algunas ocasiones por el inversor. Las acciones son emitidas por las empresas y forman parte de su capital, no son reembolsables, aunque sí negociables y los bonos y obligaciones representan préstamos otorgados a un gobierno u organismo público o a una compañía y éstos son reembolsables en un período establecido, devengando intereses por lo general a una tasa fija.

Los coleccionistas de estos documentos se suelen interesar, entre otras cosas, tanto por una época determinada (siglo XVIII, XIX, anteriores a la Gran Guerra, periódo entre guerras, etc.), como por un sector concreto de actividad industrial o comercial (minería, finanzas, petróleo, comercio, automóvil, tabaco, etc.), o por emisiones de determinadas áreas geográficas, inluso sólamente por su valor artístico.

Hablando de "valores", a la hora de hacer la estimación de un documento se pueden tener en cuenta diferentes criterios, ya sea considerando la antigüedad de la emisión, su calidad estética, las ilustraciones, las firmas o datos munuscritos que presentan, etc.

También nos ha explicado amablemente Javier que la Escripofilia tuvo su origen en Estados Unidos, donde a finales del siglo XIX un tal Eseltine empezó a coleccionar y vender en Manhattan los antiguos títulos financieros de la Guerra de Secesión americana.

En Europa este coleccionismo es bastante reciente, pues prácticamente se empezó a reconocer como tal a partir de los años 70, año en el que empezaron a surgir los primeros clubs dedicados a esta actividad. En Bélgica el primer club de Escripofilia se creó en el año 1980. Parece ser que es Alemania el país europeo donde existen más aficionados.

Javier empezó con esta colección hace unos diez años. Nos confiesa que siempre ha estado coleccionando cosas y, antes de decantarse por estos documentos tuvo diferentes intereses. Empezó con las canicas, cuando era un niño, y después pasó por los llaveros, las etiquetas de bebidas, vitolas, calendarios, bolígrafos de publicidad y sellos, hasta llegar a la colección actual.

Dentro de los documentos financieros reconoce que le gustan más las acciones que los bonos u obligaciones, y eso es un poco por "deformación" profesional, pues detrás de un título de una acción él percibe la gente que creía en el negocio (muchas son nominales), que compraban parte de la empresa como inversión, que tenían esperanza en el futuro... Las obligaciones y bonos son títulos de mucho menor riesgo pues, en el fondo, son una forma de préstamo.

Empezó con esta colección un poco por casualidad, pues encontró en internet unos resguardos de acciones de una empresa gallega del sector de la pesca "Casa Mar", en la que su abuelo había sido patrón de pesca. Los compró pensando en él, aunque también por su valor decorativo, y después compró de otras empresas gallegas, y así se fue animando hasta interesarse ya por acciones de todo el territorio nacional.

Guarda todos los documentos en unos grandes archivadores, en fundas plásticas independientes y clasificados en función de la época. Y guarda como oro en paño las acciones del siglo XIX y todas aquellas anteriores a la guerra civil española.

Entre las acciones que poséé Javier las más antiguas datan de 1854. Por lo que se refiere a las del siglo XIX la mayoría de las que tiene pertenecen a sociedades mineras, compañías de ferrocarril y de tranvías o tabacos, como las de la Compañía de Tabacos de Filipinas. También tiene de distribuidoras cinematográficas y de otros varios sectores: alimentación, textil, químicas, farmacéuticas, agrícolas, construcción, etc.

Uno de los documentos más bonitos que tiene es una acción de 1913 del Banco Industrial de China, donde puede apreciarse como se cuidaba en el extrajero la estética de los títulos. En España, también fue en la primera parte del siglo XX cuando más cuidado se prestó al aspecto ornamental del documento.

Gracias al examen de este tipo de documentos se puede seguir la historia de los mercados financieros y de valores tanto nacionales como internacionales. Los documentos son el testimonio del desarrollo económico y empresarial, mostrando aspectos fundamentales de la actividad comercial e industrial. Así, se puede seguir, por ejemplo, el nacimiento del comercio con América y Asia, las revoluciones industriales, la preponderancia en cada época de unas u otras empresas, según los diferentes sectores que representan. Dan información sobre cuándo fue creada la sociedad emisora, cuál era su objetivo, su capital, su funcionamiento, cómo fue su expansión...

Las primeras acciones que se conservan datan de 1606 y se encuentran en la Bolsa de Amsterdam, perteneciendo a compañías holandesas. Concretamente, hay dos acciones de una importadora de pimienta.

No obstante, la mayor parte de las emisiones de certificados se realizaron a partir de la segunda mitad del siglo XIX, coincidiendo con la primera revolución industrial.

A finales del siglo XX desaparecieron las emisiones de títulos y se pasó a la gestión informática de los mismos. Con este cambio se han conseguido muchas ventajas, aunque todos sabemos ahora lo que hemos perdido... Bueno, no todo se ha perdido: los coleccionistas como Javier se preocupan de guardar esos pedazos de papel que ya no valen para lo que valían, pero sí para muchísimas otras cosas. Digamos, que en su día estos documentos tenían un valor por lo que representaban (un capital) y, actualmente, lo tienen por ellos mismos (por la información que ofrecen, por ser una muestra de la expresión artística de una época, etc.).



19 comentarios:

Anónimo dijo...

muy buenas tardes sra. al principio muy bien, pero me he dado cuenta que cada vez su web va empeorando tanto en la calidad de las colecciones que publica como en el comentario. Soy un usuario anonimo que suelo entrar desde hace bastante tiempo a su blog, pero sinceramente ya me aburre. ¿ pero donde busca usted estas colecciones ? por dios, es de lo peor. clippers? valores? quizás la próxima sea de corchos de vino? o de vasos decorados. madre mia. Sinceramente me aburroooooooo

lacole dijo...

Hola, anónimo, gracias por seguir nuestro blog y por haberse tomado la molestia de dejarnos su comentario. Nos encantaría que le gustara lo que hacemos, pero no es fácil interesar a todo el mundo. Menos mal que la red ofrece miles de propuestas de todo tipo, para que cada uno pueda encontrar lo que prefiera. Suerte en su búsqueda.

Esteban dijo...

Una página bastante lograda, pero como todo se puede superar. Yo, también colecciono libros y "papeles viejos". Gracias, un saludo a todos los que hacen posible que el mundo de las colecciones sea posible.

Anónimo dijo...

Hola a todos, soy Esther y este domingo y lunes me voy a dedicar a visitar este sitio. Mi marido esta enamorado de vuestra página.
En fin estamos pensando en "construir" una colección digna de figurar en vuestro sitio.

¡Felicidades y enhorabuena por vuestra WEB y todos sus encantos!

Rafael Castillejo - rafaelcastillejo.com dijo...

A propósito de lo expuesto por el "exigente" anónimo del primer comentario, de la sutil contestación de la mantenedora del sitio, y hasta de lo que dice Esteban, yo querría dejar claro que, efectivamente, no es lo mismo coleccionar tesoros aztecas que tebeos antiguos pero, para un coleccionista, el verdadero tesoro es aquello que colecciona.

Lo que está claro es que este blog hace una labor enorme y que gracias a él hemos conocido amantes de coleccionar "casi todo".

J.A. dijo...

También soy un visitante constante de esta web y he aprendido de la variedad de colecciones que tienen valor único para sus poseedores, quienes de hecho deben ser personas especiales que dedican tanto amor y paciencia en reunir, ordenar y difundir sus tesoros, ya sea desde manuscritos de Shakespeare hasta tapas de cualquier vulgar cerveza, no interesa, cada quien en lo suyo y en lo que lo hace feliz y en la medida en que lo puede pagar.

Y la calidad humana de quien se toma el tiempo de reunir virtualmente de alguna manera a los coleccionistas y a los visitantes en esta web hecha con tanto cariño y solvencia casi profesional, debe ser el doble.

Gracias a Dios que si no me gusta o me aburre una página web, simplemente no entro...
Y bienvenidos los corchos de vino, vasos decorados. muñecas recortables, posavasos, pines o revistas viejas... hay público para todo.

lacole dijo...

Mil gracias por vuestros mensajes. La verdad es que solvencia solvencia, no es que haya mucha en este blog, pero cariño para todos los coleccionistas que amablemente colaboran, eso sí. Y por los que nos visitáis, también.

Anónimo dijo...

Yo solo digo que tienes cara de socialista
y si no me creeis mirad:

http://www.youtube.com/watch?v=_2eHD1E7_DE

Yo soy coleccionista de videos que hacen gracia y hay qente a la que no hace gracia....

María Assunta dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Rafael!

Seguid así y felicitaciones!

Rafael Castillejo - rafaelcastillejo.com dijo...

Total que, hablando de otras cosas, no hemos prestado atención a este coleccionista de títulos financieros y yo querría decir que, desde siempre, estos grabados me parecieron extraordinarios. Precisamente uno de mis primeros trabajos en la banca consistió en permanecer durante dos meses en el interior de una caja acorazada de valores sellando al dorso la transmisión producto de una de las primeras fusiones que hubo en España, aunque mejor habría que llamarla "absorción" del Banco de Aragón, por parte del Banco Central. Era el verano de 1970. Yo tenía 17 años y The Beatles se acababan de separar.

Anónimo dijo...

A mí también me gusta mucho este blog!

Pablo

fermín altozano dijo...

Anónimo nº1,

Es muy facil criticar como anónimo, pero quiza le podamos conocer a lo mejor usted colecciona cualquier cosa como por ejemplo comentarios desafortunados y algun dia sea digno de aparecer en este blog.

Pierre dijo...

Je suis tombé sous le charme, la simplicité et le professionalisme de ton blog. C'est tout à ton honneur.

Je t'en félicite vivement!

Anónimo dijo...

sigo diciendo que este blog me empieza a aburrir

Anónimo dijo...

Pues yo estoy convencido de que este "anónimo" que se aburre es un seguidor admirable que no puede evitar entrar en el blog. En el fondo, le gusta tanto este sitio, que se moriría si no lo hiciera. Lo que pasa es que es muy tímido y no sabe expresarse como quisiera. ¡Venga anónimo! que te queremos mucho, tontín.

Anónimo dijo...

memmatbuenas tarde yo tengo titulos de 1931 de ferrocarriles y elevadores depietri s.a los quieros vender llameme al 03329 15549589 sn pedro

Anónimo dijo...

Hola, yo visito esta página por primera vez y creo que me puede ser muy útil para informarme de muchas cosas que me interesan del mundo del coleccionismo en general y en particular agradecería si alguien me puede orientar sobre el valor de un BONO ANTIGUO DE DEUDA de 1916 de 25.000 pts y si hay demanda podria negociarlo encantado. Muchas gracias por hacer posible este blog

Anónimo dijo...

buenas tardes

Trato de comprar, acciones, títulos, Brasil Escripofilia emitida en libras esterlinas

Si usted tiene disponibles para la venta, por favor enviar fotos

participacoes@gmail.com

Anónimo dijo...

buenas tardes

Trato de comprar, acciones, títulos, Brasil Escripofilia emitida en libras esterlinas

Si usted tiene disponibles para la venta, por favor enviar foto

participacoes@gmail.com