lunes, 31 de agosto de 2009

Una colección de billetes de transporte público




UN


BILLETE

por favor






Cuando Juan Domingo pide un billete de tranvía no es para viajar (aunque también) sino para guardarlo. Él es coleccionista de billetes de transporte público urbano de todo el mundo y, actualmente, su colección supera el millón de ejemplares, con representación de billetes de 128 países. Barcelona es la ciudad que tiene mejor representada, no en vano Juan Domingo ha vivido siempre en el área.
Desde luego, no ha conseguido reunir esa cantidad espectacular simplemente con sus viajes. De hecho, la colección la empezó su padre en el año 1935 cuando era estudiante de Medicina y, viviendo en Badalona, se tenía que desplazar casi todos los días a la universidad de Barcelona en tranvía. Entonces, empezó a guardarse los billetes y este interés suyo pronto fue conocido por sus compañeros, que le reservaban todos los billetes que caían en sus manos.

El padre de Juan Domingo canalizó sus esfuerzos en completar la serie de los 100.000, es decir, reunir todos los números comprendidos entre el 00000 y el 99999, las dos cifras que abarcan una serie íntegra, pero no consiguió su objetivo. Cuando falleció aún le faltaban unos 15.000 números.

Nuestro coleccionista sí que ha podido realizar el sueño de su padre, reuniendo la colección de los 100.000 números. Pasó un año buscando el último número que le faltaba, el 62.112 (¡de este número no se olvida!). Después de completar la serie, él se concentró en las colecciones de capicúas, aunque también se ha interesado por otras.

Por cierto, que tenemos que confesar que nosotros no entendíamos muy bien cómo se podían conseguir los 100.000 números de una serie de billetes vendidos, pues habitualmente el billete de transporte público es un artículo perecedero donde los haya, ya que pocas personas los guardan. Juan Domingo, con mucha paciencia, nos ha explicado que de lo que se trata no es de tener todos los números de la misma compañía, sino de conseguir todos los números en orden correlativo, independientemente de la sociedad de transporte o el recorrido.

Otra manera de tener series enteras de números correlativos es consiguiendo tacos de números que no se han puesto a la venta, por lo que entonces están todos en orden, pero ésto, pese a su valor "testimonial" o documental, no tiene tanto interés para el coleccionista.

Se pueden coleccionar series de números en función de diferentes relaciones establecidas entre sus números, es decir, se pueden buscar centenas, millares, capicúas (cuando resulta la misma cantidad leída de izquierda a derecha que de derecha a izquierda), reversibles (que dan la misma cifra mirando el número en un sentido o en el invertido), buscando tres, cuatro o cinco cifras iguales, formando escaleras ascendentes y descendientes, "lástimas" (aquellas cifras que "casi" son capicúas, pero falla un número), o concentrándose sólo en una terminación o cifra determinada, etc.

Son tantas las posibilidades que se le ofrecen al coleccionista de billetes de transporte público a la hora de fijar los objetivos de su colección, que no podemos enumerarlas todas. Mencionaremos, por ser las más frecuentes, a aquellos que se dedican a una compañía concreta, una línea, una región o un país.
Los billetes más codiciados son, como es normal, los más difíciles de conseguir y entre ellos hay que mencionar los emitidos en el siglo XIX, ya que no son fáciles de encontrar. Además de sus bonitos diseños también son interesantes por la publicidad que llevan en el dorso.

Otra época interesante, nos recuerda Juan Domingo, fue la de la posguerra, en las décadas 40 y 50 pues, dada la inflación que había, el precio de los billetes cambiaba muy frecuentemente por lo que se encontraba mucha variedad de importes para un mismo billete. Todo lo contrario que lo ocurrido en los años 70, cuando se acuñó el concepto de "precio según tarifa vigente" lo que tuvo como consecuencia que hubiera pocos cambios.

En 1980 se adaptaron los billetes de banda magnética, que ofrecieron una gran variedad de modelos gracias a la publicidad que lucían en el dorso. Desde el año 2001 todas las compañías del área metropolitana utilizan un sólo tipo de billete.

Recordemos que en Barcelona la primera línea de tranvía empezó a funcionar en el año 1872. Poco a poco se fue ampliando la red dándose la concesión de las nuevas líneas a diferentes compañías, hasta que se unificaron la mayoría de ellas en el año 1910 con la denominación de LOS TRANVÍAS DE BARCELONA, S. A. que a partir de 1925 pasó a ser TRANVIAS DE BARCELONA, S. A. Sólo en Barcelona, desde los inicios del tranvía hasta la actualidad, calcula Juan Domingo que se han podido utilizar unos 40.000 modelos diferentes de billetes.

Los billetes de tranvía a través de los años han adoptado, básicamente, dos formas diferentes. En los primeros años reproducían la tipología de los billetes de tren, en cartón, pero posteriormente, dado que se trataba de trayectos cortos y no se requería que el billete presentara una resistencia especial, se optó por hacerlos en papel, ya que se abarataba su coste. Por otra parte, como se tenían que vender en el mismo vehículo, un tamaño reducido y un peso ligero facilitaba su distribución.

Los primeros billetes en papel venían impresos en hojas, como se hace actualmente con los sellos de correos. En 1890 se empezaron a imprimir en tiras y a principios del siglo XX se pasó al sistema de tacos. Desde 1980 se utilizan boletos con bandas magnéticas, que ya hemos mencionado anteriormente.

Juan Domingo es un coleccionista metódico y ordenado, como puede suponerse dada la cantidad de piezas que posee y la naturaleza de las mismas. A él le gusta tenerlo todo clasificado y documentado. Para clasificar las colecciones de números o series no hay problema, basta seguir el número de orden, por lo que respecta a los billetes de distintos tipos, los tiene clasificados por países y, dentro de cada país por ciudades, dentro de cada ciudad por compañías o líneas y dentro de cada compañía por impresores, importe y antigüedad.

La mayor parte de su colección la guarda en sus 800 álbumes, que son álbumes de los que se usan habitualmente para filatelia. Los tiene instalados en un mueble de 18 metros cuadrados, hecho expresamente para acogerlos.

En España el coleccionismo de billetes de tranvía recibe la denominación de forondotelia en honor de Mariano de Foronda y González Bravo, Marqués de Foronda. Precursor del coleccionismo de billetes de tranvía, ocupó el cargo de director de los Tranvías de Barcelona entre los años 1904 y 1931, llegando a formar una importante colección.

Nuestro coleccionista está trabajando desde hace cuatro años en la catalogación de todos los billetes de transporte urbano de Barcelona y ya ha editado los dos primeros tomos de dicha catalogación. Su ilusión es poder abrir una Web para exponer su trabajo y permitir la consulta gratuita a todos los coleccionistas del mundo, ya que no hay nada escrito sobre este tema. De hecho, podemos dar la buena noticia de que esta web estará operativa en unos días.

Juan Domingo considera que los actuales billetes de tranvía de Barcelona no son muy bonitos, pero este hecho no merma para nada el interés que supone su estudio para conocer la historia del transporte colectivo de la ciudad. A la hora de manifestar preferencias sobre la producción de billetes en otros países, Juan Domingo menciona en primer lugar los billetes del transporte público de Japón, que considera lucen un excelente diseño y son de buena calidad. También le gustan los de Chile. Por cierto, ya que estamos comentando los billetes extanjeros es curioso saber que en algunos países no se utilizan.

También podéis saber más cosas sobre esta colección consultando la web de nuestro amigo Alberto Marín y a través de varios reportajes aparecidos en la prensa que le han hecho a Juan Domingo Ventura. El billete para viajar en tranvía, metro y bus por todo el mundo !es gratis! (a través de su colección... www.ticketscity.net).



19 comentarios:

miguel dijo...

muy buena toda la informacion.
como ferroviario de la nueva generacion cuantas cosas que uno no sabe porque las nuevas empresas privadas no se preocupan en mantener ni capacitar a su personal
saludos desde bahia blanca (argentina)

Rufino - Santa Fe - Argentina dijo...

THE PASSENGER TRAIN
trenes, ferrocarriles y un poco de historia
fotografias, videos, noticias, enlaces

Rafael Castillejo - rafaelcastillejo.com dijo...

Y qué bonitos eran algunos de estos billetes. Al contrario que ahora, donde al diseño para este tipo de cosas no se le da ninguna importancia y todo resulta igual de vulgar.

Germán y Evaristo Maldaplan dijo...

excelente pagina... de todas maneras la mas completa sobre billetes y tiquetes... quiero hacer presente que en Buenos Aires estamos trabajando en un proyecto para un nuevo Museo de los Ferrocarriles Argentinos... la coleccion reseñada sería una gran aportación para la produccion del proyecto...

Agradecidos de antemano

Anónimo dijo...

Una col·lecció digna d'un museu!

Jordi

Rosa Roda dijo...

¡Está web sí que da gusto!
Una información clara y sucinta y, además, se encuentra todo fácilmente.
¡Ojalá cunda el ejemplo!

Anónimo dijo...

Si la colección es argentina, debe seguir en la Argentina. Es necesario hacer todo lo posible para que nuestro patrimonio nacional no caiga en manos extranjeras.

Blanca Sousa de Martínez (Buenos Aires)

Juan Domingo Ventura dijo...

Hola Antonio
En contestación a tu comentario te tengo que decir que la colección esta en Badalona (Barcelona) España.
Te tengo que decir que tengo muy buenos amigos en Argentina, durante muchos años fui socio del Circulo de Coleccionistas de Capicúas de Buenos Aires, lo que me permitió contactar con muchos coleccionistas de tu país e hice muchos intercambios con ellos y en este momento en mi colección debo tener unos 5.000 billetes argentinos diferentes.
Saludos desde Badalona

Joan Salses (Vic) dijo...

No entenc la raó de tanta polèmica! Si la col·lecció està a Badalona (Catalunya), el museu s'ha d'instal·lar a Catalunya (a càrrec de la Generalitat)!

lacole dijo...

Hola a todos, gracias por vuestros mensajes.

Joan, yo no veo polémica por ninguna parte, ni tiene por qué haberla en un "espacio" como este, dedicado a todos los coleccionistas. Digamos que son características que representan bien a un coleccionista la mente abierta y el interés por el conocimiento. Ojalá sepamos, con vuestra ayuda, trasladar estas cualidades a nuestro blog.

Saludos,

Anónimo dijo...

Yo estoy con Antonio... si los billetes son de la Argenrina, tienen que permanecer en la Argentina.

alex santana dijo...

Canjeo boletos de transporte publico de Chile, aqui se ha masificado mucho este tipo de colección, además hay una variedad muy grande de billetes que generalmente son de pequeño tamaño.

Anónimo dijo...

Hola yo tengo unas colecciones de años completos de Bonobuses y bonomes editados en Zaragoza,España,.
Lo malo de ellos que estan en un albun, que daban para cada año y estan pegados con un poco de pegamento.
Los intercambiaria por Bolis con Publicidad.
felix_elcoleccionista @yahoo.es

Anónimo dijo...

Hola Juan,
Dispongo de algunos billetes de transporte europeos, por si le interesan.
Francesc fjulia23@gmail.com

ALMOHADA TAI CHE TAI CHE dijo...

TE INTERESARÍA ESTA COLECCION ÚNICA A NIVEL MUNDIAL?
COLECCION DE BILLETES DE METRO MADRID CON CUADROS DE MUSEO DEL PRADO, ÚNICOS Y SON LAS PRUEBAS ORIGINALES.
SI TIENES UN EMAIL TE LO ENVÍO PARA QUE LOS VEAS Y ME COMENTES. TENGO UN INVERSOR RUSO INTERESADO.
samub5@ovi.com

David Causanilles dijo...

Hola
Tengo una colección de bonobuses de la compañía Titsa de transportes urbanos de Tenerife.Cada uno está decorado con un motivo diferente y ya han dejado de venderse.
Si le interesa puede contactar en stormtfe@hotmail.com

Un saludo

David Causanilles dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
David Causanilles dijo...

Hola
Tengo una colección de bonobuses de la compañía Titsa de transportes urbanos de Tenerife.Cada uno está decorado con un motivo diferente y ya han dejado de venderse.
Si le interesa puede contactar en stormtfe@hotmail.com

Un saludo

Anónimo dijo...

Buenos dias.
Tengo unos billetes del metro de Madrid, donde pone BILLETE PARA UN RECORRIDO DE CINCO CÉNTIMOS PREVIO CAMBIO EN TAQUILLA.
También tengo de diez y de quince céntimos.
Desearía saber de que años son, ya que no he podido averiguarlo, y si tienen algún valor.
Mi correo es pedrollorentep@hotmail.com
Un saludo y gracias
Pedro