martes, 9 de diciembre de 2008

Una colección de aparatos de telegrafía


PUNTO

PUNTO

PUNTO

RAYA
PUNTO


...-.




José Pedro Gutiérrez es un coleccionista increible, se interesa por una serie de objetos a los que otras personas les costaría mucho contemplar como piezas de colección. Colecciona entre otras cosas cuchillas de afeitar, placas de máquinas, llaves, radios de galena y de lámpara, candados, balanzas, tinteros, accesorios eléctricos, etc. Poco a poco esperamos poder ir presentando sus tesoros, de momento podemos hacernos una idea visitando su web.


El dice que la razón de este interés por los objetos de la vida cotidiana de hace unos años, es una especie de nostalgia de todo aquello que formaba parte del entorno de su infancia y adolescencia. Empezó a coleccionar todas esas cosas alrededor de los años 80.

Al principio se trataba de conseguir un solo objeto como representación de las piezas que habían caído en desuso: un tintero, una galena, etc. pero después se dió cuenta que un solo objeto no era representativo, porque los hay de muchas formas, de diferentes materiales, etc. así es que fue aumentando poco a poco los distintos modelos de cada utensilio y acabo coleccionándolos. Como guarda todas las colecciones en su casa, ultimamente se ha ido decantando por los objeto de tamaño pequeño !cuestión de espacio!

En la sección de su página que aparece bajo el rótulo de "Timbres y Telegrafía", pueden admirarse algunos antiguos aparatos de telegrafía, especialmente manipulares Morse. Dice José que lo que más le gusta en ellos es su diseño armonioso, la mezcla del bronce y las maderas nobles y su tecnología sencilla, visual, basada en la física y en la mecánica.


Recordemos que durante el siglo XIX gracias a los avances en física, electricidad y magnetismo varios científicos consiguieron desarrollar lo que sería el primer sistema de comunicación a distancia de sonidos. En el año 1833 Wilhelm Weber y Carl Friedrich Gauss pusieron en funcionamiento la primera línea telegráfica electromagnética en Göttingen.

No obstante, fue Samuel Morse quien pudo patentar la invención en 1837. Recurriendo a un aparato emisor y otro receptor y gracias al sistema de codificación adoptado por él, se pudo inaugurar en 1845 la primera línea de telegrafía. El mensaje enviado desde el Capitolio de Washington pudo recibirse en Baltimore, a unos 64 Kms. de distancia.

Ese sistema de codificación, llamado código o alfabeto Morse, se basa en una serie de signos convencionales, formados con puntos, rayas y espacios en blanco, que se hacen visibles sobre una cinta de papel instalada en el aparato receptor y que obedecen a las señales enviadas por el aparato emisor, emitidas abriendo y cerrando el circuito mediante un manipulador. El aparato receptor, en lugar de disponer de un lápiz para escribir la información que le llega, puede tener un resonador que produce un sonido cada vez que es accionado por el electroimán.

Entre las piezas más importantes que guarda José Pedro Gutiérrez en su colección, se encuentran unos manipuladores de morse americanos, con zumbador sonoro incluído.

Nuestro coleccionista tiene el proyecto de mostrar toda la colección por internet, aunque sabe que eso le va a llevar bastante tiempo.

Antes adquiría las piezas en los mercadillos de las provincias lo que, nos dice, era una buena excusa para viajar. Ahora compra bastante por internet, sobre todo a Estados Unidos e Inglaterra. No suele tener piezas repetidas, por lo que no se plantea la posibilidad de organizar cambios con otros coleccionistas. Tampoco es su idea vender, aunque con esto de la crisis, dice que nunca se sabe.

José le da mucha importancia a que el objeto conservado mantenga su funcionalidad. Todos los objetos de su colección están en perfecto estado y funcionan correctamente. Nos cuenta que sigue con interés todos los debates sobre hasta dónde debe llegar la restauración de un objeto antiguo. Personalmente, confiesa, él lleva a cabo restauraciones profundas, por cuestiones de pulcritud e higiene. Considera que el certificado de antigüedad no puede depender de que una pieza luzca o no la suciedad acumulada durante 70 años.

Estos manipuladores de José todavía nos están mandando señales, unas señales que nos hablan de otros tiempos, de una técnica, de un ingenio, de un progreso y de la habilidad y el entusiasmo que ponen los coleccionistas en los objetos de su colección.

.- .-.

12 comentarios:

Al dijo...

Quisiera agradecer el trabajo que esta realizando MARIJOSE para divulgar la evolución del coleccionismo, y el esfuerzo por crear y mantenir esta pagina.

Anónimo dijo...

Los felicito por su constante actividad y sigan adelante.
Por favor publiquen mas colecciones de aparatos de telefonia sin hilos.

Gracias hasta pronto.

Abel Martinez Aquino

Whashington, USA DF

Goldy Gutierrez dijo...

Si es posible pongan una pagina donde se pueda acceder a e-mails de otros coleccionistas, cosa que una pueda entablar relaciones mas cercanas con otros colegas.

Rafael Castillejo - rafaelcastillejo.com dijo...

Hay coleccionistas y coleccionistas, pero algunas veces hay que rendirse ante la singularidad de algunos. Esta colección de aparatos de telegrafía me parece una auténtica maravilla.

Buen fichaje, Maria José.

Un beso. Rafa.

gonzalo serrano dijo...

Buena pagina para los colccionistas

Pepe dijo...

Una colección que jamás pude pensar que existiera.

江苏互联星空棋牌游戏中心 dijo...

I will pass on your article introduced to my other friends, because really good!

alerts dijo...

I think I come to the right place, because for a long time do not see such a good thing the!
jordan shoes

www.jsfishnet.com dijo...

Good article, good things, good feelings, good BLOG!
Saftey Net

Carmelita Armenta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carmelita Armenta dijo...

COMO PODRÍA TENER CONTACTO CON ESTE COLECCIONISTA, TENGO APARATOS DE TELÉGRAFOS DE LA ÉPOCA DE LA REVOLUCIÓN MEXICANA Y ME INTERESA VENDER. ESPERO SU RESPUESTA. GRACIAS

lacole dijo...


Gracias por vuestros mensajes.
Carmelita, le voy a enviar tu mensaje a José Pedro, ¿de acuerdo?
Saludos a todos.