miércoles, 5 de agosto de 2015

Una colección de entradas de fútbol del F.C. Metz





Papeles
que no se lleva
el viento



Metz es una bonita ciudad francesa, capital de la región de Lorena y del departamento de Mosela, en el noreste del país. Cuenta con una población de unos 125.000 habitantes. Conserva importantes testimonios de arquitectura medieval y muchos vestigios del importante papel que desempeñó en otras épocas históricas. Actualmente puede decirse de ella que es una ciudad dinámica y con mucho encanto.
El coleccionista que os presentamos ahora, Julien, centra su interés en una institución local, de creación relativamente moderna, el FC Metz. Seguidor "desde siempre" de dicho club, ha tenido la buena idea de reunir todas las entradas al estadio del Metz que le ha sido posible, para poder repasar y recordar más fácilmente las competiciones  en las que ha tomado parte su equipo. También colecciona las entradas de los diferentes campos que visita su club, ya sea en partidos amistosos, desplazamientos de liga u otras competiciones.
Según nos cuenta Julien, el F.C. Metz debutó oficialmente en un partido contra el Rennes, el 11 de septiembre de 1938, así es que ha cumplido ya sus 75 años de existencia.
Alguien se preguntará qué puede aportar un pedazo de papel, pensado y hecho para tener una vida muy corta, un "lo uso y o tiro". Porque, ¿cuál es el dato más interesante que ofrece una entrada?
Como hemos comentado anteriormente, lo más importante para Julien es que sirven de recordatorio de la historia del club.  Cada entrada le trae a la memoria los momentos de alegría o tristeza que vivió en aquel partido, porque él se acuerda de todos los partidos de cada temporada, tanto de los que vio como de los que no vio.
Pero es importante también recordar los nombres de los rivales de cada competición, ver su evolución, los símbolos que les representan. Sin olvidar que las entradas, en si mismas, aportan mucha información sobre varios aspectos de la sociedad. Su forma, logotipo, color, ayudan a clarificar muchos aspectos sociológicos, de economía, etc. Pongamos, por ejemplo, el dato del importe de cada entrada, que es un buen indicador del aumento del coste de la vida.
A Julien, que le gusta coleccionar cosas, le parece lo más natural haber unido esa afición, con la de las entradas de fútbol del equipo de sus amores. Empezó con ello hace veinticinco años y continúa todavía y, aunque ahora ya no vive en su ciudad natal, Metz, sino en Lyon, continúa fiel a su equipo.
Para adquirir nuevos ejemplares cuenta con una red de simpatizantes que colaboran con él, además de estar en contacto con otros coleccionistas y también con algunos vendedores. Sin olvidar, la ayuda que recibe de muchos clubs que participan en el campeonato francés, que le dan algunas entradas después de aquellos partidos a los que no puede asistir.
Guarda todos las entradas, unas 800, en un archivador, donde están ordenadas  desde los años 1930 al 2010. Le falta clasificar los últimos cinco años, que de momento permanecen metidas en sobres, a la espera. Ahora, para poner orden en su colección y facilitar los contactos con otros coleccionistas, Julien ha creado una web y también está en facebook . En este sitio, va a abrir una sección dedicada a objetos y artículos diversos relacionados con el Club.
Julien se considera un buen seguidor del FC Metz, de los fieles de verdad. No puede asistir a todos los partidos porque no siempre es posible desplazarse, pero no se pierde la información de ninguno. Después de cada uno de ellos, le gusta charlar y cambiar impresiones sobre cómo está jugando el equipo, cómo están los jugadores, repasar la historia del club, etc.
La verdad es que esto de ser fan de un club trae algunas alegrías, pero también bastantes disgustos. Este año, por ejemplo, el Metz ha bajado de primera división a segunda, algo muy triste si pensamos que lo que le gustaría a Julien, es que su equipo jugara con los más grandes, particularmente en Copa de Europa, para poder obtener entradas diferentes, con los nombres de los grandes clubs. Bueno, no hay que desanimarse, porque se han hecho muchos cambios en el equipo y seguro que la próxima temporada sube otra vez a Primera. Eso es lo que deseamos, por Metz y por Julien.
Por cierto, no queremos olvidarnos de una petición que nos ha encargado que transmitamos a todos nuestros amigos coleccionistas. Julien está buscando desesperadamente una entrada del partido  FC Barcelona - FC Metz, jugado el 3 de octubre de 1984 en Copa de Europa. ¿No tendrías alguno de vosotros una? o ¿sabéis de alguien que la pueda tener? GRACIAS por vuestra ayuda.
Y, última cosa, a los del FC Metz se les llaman Grenats (granates) por el color de su vestimenta oficial, blanca y granate. El escudo que les representa lleva, bajo el nombre del club, la imagen del dragón Graoully y la Cruz de Lorena y, el estadio donde juegan es el Saint-Symphorien. C'est tout!