miércoles, 15 de octubre de 2014

Una colección sobre el ferrocarril en Jerez de la Frontera




¡Viajeros al tren! (mejor dicho...)

¡VINO al tren!
 
Coleccionar, interesarse por un tema, es muy enriquecedor para una persona, pero compartir esa inquietud con otros aficionados a lo mismo y trabajar para un proyecto común, es mucho más gratificante, porque se pueden intercambiar conocimientos, información, ideas, y todo redunda en bien de todos.
Y esto es lo que se lleva a cabo en el  Club Ferroviario Jerezano, de Jerez de la Frontera, que fue creado, según nos explica José Luis Iglesias,   por un grupo de aficionados con el  objeto de dirigir su atención y estudio a todo aquello que "huela" a tren en el área geográfica de Jerez y de la Bahía de Cádiz. Así es que, con esta descripción tan gráfica, y hasta poética diríamos nosotros, nos nos extraña la variedad de temas que ofrece la institución: desde la presentación de maquetas de trenes hasta la de carteles, gorras de la Renfe,  sellos, billetes, fotos, documentos...  
Pero, dentro de todos estos temas, hay uno que destaca especialmente en su ámbito de estudio, y nos referimos al famoso Tren del Vino, muy popular entre todos los jerezanos. Así, es objetivo primordial el investigar y recopilar toda la información posible referente a ese ferrocarril. No solamente los aspectos técnicos, comerciales, urbanísticos, etc. que supuso su implantación en la ciudad, sino también conocer y recordar muchas de las historias humanas que se vivieron en torno a el.  
Nos cuenta José Manuel, que los fondos de la institución se han formado gracias a los coleccionistas y simpatizantes, que siempre se han mostrado generosos e ilusionados con este proyecto. La idea es conseguir una sede para exponer todo ese material y que puedan visitarlo todos los públicos. De hecho ya se les concedió por el Ayuntamiento una nave al lado de la estación de ferrocarril, pero de momento todavía no se ha dado ningún paso para habilitarla.
Volviendo al Tren del Vino, denominado familiarmente por los jerezanos La Maquinilla, hay que decir que presenta alguna característica tanto a nivel de estructura y técnica como de trazado viario, que lo hacen muy especial. Lo primero que llama la atención es su pequeño tamaño, es decir, las medidas de su máquina y, desde luego, su trazado urbano circular.
La función de este tren función era conducir las cajas o vasijas de los vinos directamente desde las bodegas a la estación del tren, donde, cargada la mercancía en el mismo vagón en el que llegaba de la bodega, se enviaba al centro de la Península para su distribución nacional o al muelle de Cádiz, cuando estaba destinado a la exportación, básicamente al mercado del Reino Unido.
El Tren del Vino empezó a funcionar en 1856 y fue la primer linea de ferrocarril que hubo en Andalucía y una de las primeras de España. Comunicaba Jerez con el puerto de Trocadero en Puerto Real. 
Y, aunque esa fecha parece temprana, por lo que se refiere a la implantación de un tren en nuestro país, la relación de la ciudad de Jerez con el ferrocarril no empezaba allí.
Realmente comenzó, cuando en el año 1827 se presentó al Gobierno de la Nación la solicitud de la primera concesión para construir un camino de hierro en Jerez, que fue aprobada, pero ante el poco éxito que despertó la novedosa iniciativa entre los jerezanos, no sé hizo nada y dicha concesión expiró en 1838. Por lo que se refiere al Tren del Vino, parece ser que estuvo en funcionamiento hasta mediados de los 60. 
José Manuel está orgulloso de todo lo que ha conseguido reunir el Club y nos dice que, si tuviera que señalar entre todos sus fondos algún artículo en particular, no sabría destacar ninguno en especial, porque considera que cada cosa es importante e interesante, tanto por lo que representa en la colección como por el modo en que ha llegado hasta ellos. Quizás, puestos a decir algo, destacaría, entre otras muchas cosas, la colección de sellos personalizados de la vida ferroviaria de Jerez que están editando el Club en colaboración con el Club Filatélico Jerezano.  
En el blog del Club Ferroviario Jerezano, se puede acceder a toda la información que os hemos mencionado, además de muchas otras cosas: están mencionadas las estaciones que se encuentran a lo largo de los trayectos regionales; se ofrecen datos sobre la bonita estación de tren de Jerez, obra de Anibal González construida durante la dictadura de Primo de Rivera;  se dan a conocer antiguos proyectos que no han llegado a ver la luz, etc.
Para este recorrido instructivo y pintoresco, solo hace falta que os subáis al tren del Club Ferroviario Jerezano, así es que ¡curiosos al tren!


4 comentarios:

F Alan Bawden dijo...

Hola María, me gusta mucho tu blog de colecciones y recuerdo, sobre todo los post dedicados a envoltorios y golosinas de distintas épocas y países. Yo también tengo un blog con envoltorios y publicidades de muchísimas épocas y países, todo lo que publico en material propio, o aportes de la gente que nos sigue por blogger o facebook. Te dejo la dirección así nos visitás. Saludos!

elgranlibrodelasmarcas.blogspot.com

lacole dijo...

Hola, Alan, gracias por visitar Procoleccionismo y por tu comentario. Ahora mismo vamos a ver tu blog. Saludos.

Pepe Jiménez dijo...

Adorables recuerdos...

Anónimo dijo...

¡Muy interesante!

Sofía (desde Jerez)