miércoles, 21 de noviembre de 2012

Una colección dedicada al circo


Había una vez ¡un circo!
Juan Pablo de la Cruz Pereyra nació en la Ciudad de Campeche (México) y es de formación artista plástico, con especialidades en artes visuales y artes escénicas. Ha estudiado arquitectura y, sobre todo, es un gran coleccionista de todo lo referente al circo, tema al que dedica sus habilidades como miniaturista. Empezó aficionándose al circo cuando era un niño, y esta pasión no le ha abandonado nunca. Y queremos recalcar que, aunque muchas veces se recurre a la frase "desde que era niño" para explicar que se empezó muy pronto, en el caso de Juan Pablo, hay que interpretarlo literalmente, pues corresponde  exactamente a la realidad.
Parece ser que a los seis meses de edad ya lo llevaron al circo y cuando tenía un año ya disfrutaba del espectáculo. Cree que el primer circo que vio, de lo que le queda una noción vaga, fue el Atay, en 1965. Del Circo Unión, que descubrió en 1968, incluso ha recordado siempre el nombre de algunos de los artistas que actuaban en aquella función a la que asistió.
Siendo muy pequeño, Juan Pablo se dio cuenta que tenía habilidad para modelar figuras de plastilina, así es que empezó a reproducir circos para jugar con ellos, que era lo que más le gustaba hacer. Por otra parte, no era éste el único aspecto del circo que le interesaba, pues a los diez años ya tenía una gran recopilación de recortes de prensa dedicados a ese tema. Y aquella afición infantil se convirtió también en la pasión de un hombre, y afortunadamente, porque le ha resultado de gran ayuda a lo largo de su vida. Resulta que en el año 2006, hace poco, Juan Pablo sufrió un grave accidente que le ha dejado parapléjico. Desde entonces, esa ilusión que ha puesto en su colección (además de otras cosas, como el amor de su hija Sara), ha sido un factor decisivo para encontrar fuerzas para luchar y superar todas las dificultades que ha tenido que afrontar. Hoy por hoy, su colección se considera única en México, por su temática, y una de las más importantes del mundo. A él le encantaría poder fundar en su país un museo dedicado al circo.
Juan Pablo, en su extensa y bien nutrida colección, tiene de todo y mucho. Cuenta con más de 10.000 fotos, revistas, libros, souvenirs, juguetes, boletos o entradas, más de 600 videos de funciones completas de circos de todo el mundo, películas, más de 200 carteles y más de 100 maquetas que ha hecho él mismo. Posee un archivo de cada uno de los circos mexicanos desde 1970 hasta nuestros días. El visita los circos y los documenta en video y en fotografía. Evidentemente, aunque está interesado en los circos de todo el mundo, está más especializado en los de su país.
Le preguntamos que es lo que más le gusta del circo, y nos dice que verdaderamente le atrae todo lo que esté ligado al circo clásico o tradicional, donde admira cada uno de los actos, pues cada uno de ellos tiene su propio valor. Reconoce que pese a la calidad y el concepto del "Cirque du Soleil", no es ese tipo de espectáculo el que más le agrada, sino que se decanta  por el circo de siempre. Juan Pablo, como amateur, ha tenido la oportunidad de aprender de todo un poco en las artes circenses, de las cuales,  trabajar con animales ha sido una de las cosas que más le ha gustado, desde siempre.
Querer bucear en la historia del circo nos lleva a las antiguas culturas china, egípcia, griega o romana, pero el espectáculo tal y como lo entendemos hoy día puede decirse que empezó a tomar forma en el siglo XVIII. Evidentemente, las habilidades de los artistas no necesitaban una carpa de circo para mostrarse, y desde antiguo, malabaristas, contorsionistas, equilibristas, etc. se dejaban ver en festejos y otras manifestaciones populares, despertando la admiración del público infantil y del adulto.
El circo actual es un espectáculo artístico que normalmente es itinerante, por lo que suele hacerse en el interior de unas carpas que se desmontan fácilmente. Un variado helenco de artistas participa en la función, siendo los más comunes los payasos, acróbatas, magos, trapecistas, domadores, etc. 
Además del espectáculo en sí,  nuestro coleccionista aprecia algunos valores que se encuentran en el mundo circense, al que no en vano se le suele dar el nombre de "la gran familia" del Ccrco. La unión. la amistad y la ayuda que se prestan entre ellos son aspectos muy positivos.  
Para conseguir nuevas piezas para la colección Juan Pablo intercambia con otros coleccionistas, compra por internet y, sobre todo, recibe donaciones de empresarios y artistas de circo. También sus amigos le hacen muchos regalos. Por cierto, que hay bastantes coleccionistas interesados en este tema con los que ha tenido ocasión de establecer contacto, y que se encuentran repartidos por todo el mundo.
La colección la tiene guardada en su casa, gracias a lo cual él, junto a su hija Sara, a la que también le apasiona el mundo del circo, pueden disfrutarla mejor.
El mundo del circo ha ido evolucionando para adaptarse a los nuevos tiempos y las nuevas mentalidades, lo que le ha permitido seguir contando con su público fiel, a la vez que cautivar a nuevos seguidores entre los jóvenes. ¿Qué más se puede pedir? no en vano el lema del circo es el famoso "Más dificil todavía".
Los coleccionistas también se adaptan a los nuevos medios y por eso podéis encontrar la colección de Juan Pablo en facebook y también en su web. El mayor espectáculo del mundo sigue haciendo soñar a muchas personas, para eso, sólo es cuestión de dejarse asombrar.
  
  



4 comentarios:

Anónimo dijo...

GRACIAS POR ESTE HERMOSO GESTO
JUAN PABLO

lacole dijo...

Gracias a ti, Juan Pablo, por haber aceptado colaborar tan amablemente y por el tiempo que nos has dedicado. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Me encanta el mundo del circo desde que realmente era niño y la pena es que cada vez hay menos circos itinerantes como los que había antes... EL CIRCO AMERICANO, EL CIRCO PRICE, EL CIRCO RUSO, EL CIRCO KRONE... Estos circos visitaban mi ciudad (Oviedo) con periodicidad ahora rara vez nos visita un circo y ya no es como los de antes, pero en fin.
Muchas gracias JUAN PABLO por traernos tan gratos recuerdos.
Ángel Martín Artime

Miguel Santiago dijo...

Felicidades Juan Pablo
Me gusta tu trabajo :)