miércoles, 16 de marzo de 2011

Una colección de fotos de estatuas de Zaragoza


ES


CULTURA



Jesús Monreal es un jubilado zaragozano, que disfruta de esa condición (en muchos aspectos privilegiada), desde hace ya algunos años. A causa de unos problemas de salud, y después de dejar su actividad profesional, también tuvo que dejar de lado sus actividades deportivas, a las que se había dedicado intensamente en su tiempo libre. Practicaba montañismo, atletismo, frontón, marchas, etc. Sin desanimarse por estas renuncias, Jesús intentó desde el primer momento reorganizar su vida. Ahora aprovecha para cultivar de forma ordenada otra afición que siempre ha tenido, la fotografía. Así, surgió el proyecto de fotografiar todas las estatuas y monumentos que se encuentran en Zaragoza.

Ya había comenzado a trabajar en esta iniciativa, cuando un día descubrió por internet la existencia de un completo y precioso trabajo que había llevado a cabo un grupo escolar, y que se había fijado el mismo objetivo que él perseguía. La experiencia de aquellos jóvenes le ayudó a definir su programa de acción y se convirtió en su hoja de ruta. Sobre un plano de la ciudad, situó cada estatua y fue registrando cada sector, cada barrio y cada parque, para conseguir un recuento completo.

Posteriormente, descubrió en la web del ayuntamiento de la ciudad un catálogo oficial con idéntico contenido, pero infinitamente más extenso y detallado, lo que también supuso una gran ayuda para nuestro coleccionista.

La localización, desplazamientos, realización de las fotos y el trabajo posterior de clasificación, identificación y ordenación de archivos ha requerido más de un año de trabajo y en este momento lo da por terminado, a falta de una sola figura retirada por obras del tranvía y que Jesús espera que reaparezca cualquier día.

Este trabajo de fotografía le ha permitido conocer a fondo muchos aspectos de la estatuaria y escultura ornamental en Zaragoza. Además de analizar la obra artística, Jesús se interesa por otras cuestiones importantes para la historia local, como quién las encargó, por qué se eligió ese emplazamiento. etc. Por lo que se refiere a la temática, Jesús advierte que se elige para la estatuaria urbana aquellos motivos que simbolizan los valores que se estiman propios de una sociedad, es decir, aquellos con los que se sienten identificados. También se muestran tradiciones locales, personas, acontecimientos históricos, etc. Nuestro coleccionista ha comprobado que en su ciudad, por lo general, las estatuas están dedicadas a personajes ilustres de la historia de la ciudad naturales de Aragón: alcaldes, reyes, figuras históricas, joteros. Temas recurrentes en Zaragoza son la jota, los leones (que figuran en el escudo de la ciudad). Goya y su obra. En espacios modernos, creados en las últimas décadas, se plasman temas más actuales, como el cine, por ejemplo, y también hay muchas obras abstractas.

Además del mensaje deliberado que un grupo escultórico nos transmite, gracias al tema elegido y el estilo artístico adoptado, no hay que olvidar que las estatuas nos cuentan muchas otras cosas. El hecho de haberse inclinado por un tema concreto siempre resulta muy elocuente y refleja las inquietudes, o la falta de ellas, de una época y una sociedad. También pone de manifiesto los objetivos y estrategias de quienes mandan en aquél momento, no sólo por lo que se muestra sino por lo que se silencia, por lo que se pretende ignorar. En fín, que no es sólo una cuestión de arte y decoración, sino también de política y poder. Las esculturas más recientes se vienen encargando, por lo general, a artistas aragoneses, como Gargallo, Serrano y otros contemporáneos.

Por lo que se refiere a los materiales utilizados, pues puede decirse que son de todo tipo. Hay figuras de bronce, de piedra, trabajos en chapa de acero cortex, grandes tubos de acero brillante o pintado de rojo, algo de madera, fibra de vidrio, forja y alguna otra originalidad dispersa.

No importa que haya otros trabajos hechos sobre el mismo tema, las estatuas de Zaragoza de la colección de Jesús, son una colección única. Es la visión particular y personalizada de unas formas y símbolos expuestos a todas las miradas, pero a los que cada uno contempla con su propia sensibilidad. Con esta misma curiosidad y entrega Jesús se ha lanzado también a fotografiar las placas conmemorativas que se encuentran en muchos edificios de su ciudad, ya sabéis aquellos textos con la leyenda "en esta casa nació...".También fotografía los grandes relojes que se muestran en las calles, las torres de las iglesias, los edificios de Bancos, etc. Muchos temas pendientes para Procoleccionismo...







5 comentarios:

Anónimo dijo...

Me resulta entretenida esta forma de conocer los monumentos, la historia y cada rincón de Zaragoza (mi ciudad)

Miguel dijo...

¡Qué poco conocemos Zaragoza los zaragozanos!

José dijo...

Es como un museo virtual!

Toni dijo...

Excelente colección. Bravo Jesus por crearla y a ti Maria José por mostrarnosla. Saludos¡¡¡

Rafael Castillejo - rafaelcastillejo.com dijo...

Zaragoza... qué voy a decir. Los que la fotografían hacen posible que se conozcan cosas que, incomprensiblemente, algunos hacen desaparecer. Abrazos.