jueves, 14 de enero de 2010

Una colección de sacapuntas





Para

sacar


punta...





Para sacarle punta a una frase o a una situación sólo hace falta ingenio y sentido del humor. Los sacapuntas se utilizan para otra cosa bien distinta, aunque igualmente útil: sacar y afinar la mina de los lapiceros.

Albert Gironès Doménech ha coleccionado muchísimas cosas a lo largo de su vida, desde hojas de vegetales, hasta troncos y piedras, chapas, tapones, sobres de azúcar, latas de bebidas, pegatinas, etc. pero ahora se dedica especialmente a su colección de sacapuntas. Y lo curioso es que empezó a interesarse en este artículo por casualidad.

Nos cuenta Albert que un día su hermana, que tenía mucha afición por las miniaturas, se puso a arreglarlas y como le sobraban unos veinte sacapuntas de metal que no sabía dónde poner le preguntó a él si los quería. El aceptó. Justo al poco tiempo, una señora le regaló quince piezas más, también de metal y al encontrarse con una cantidad respetable de sacapuntas, todos diferentes, ya no dudó que esa iba a ser su nueva colección. De eso hace ya quince años.

Albert no se limitó a almacenar, sino que mirando el número de referencia que llevaban, se puso a investigar de cuántas piezas se componían las diferentes series, etc. y así se fue iniciando en el tema. Lo que le gustó desde el primer momento es precisamente comprobar la gran variedad de modelos que existía de esos pequeños objetos utilitarios.

Para conocer un poco la historia de este objeto, diremos que los sacapuntas son un utensilio relativamente moderno. Para sacar y afinar la punta de los lapiceros antiguamente se recurría a los cuchillos o navajas, después hasta se utilizaron las cuchillas de afeitar. La primera patente para la fabricación de un sacapuntas parece ser que la obtuvo un matemático francés, Bernard Lassimone, en el año 1828. Posteriormente, en 1847, fue Thierry des Estivaux quien ideó un sacapuntas portatil. En la patente se describe como un instrumento formado de un tubo, un cono y provisto de una cuchilla. No obstante, se le atribuye a John Lee Love, la invención del primer sacapuntas simple y portatil cuyo modelo ha perdurado hasta nuestros días, habiendo sido patentado su invento el 23 de noviembre de 1897.

Otra aportación importante es la del alemán Paul Möbius, que permitió la primera producción a escala industrial. Sin olvidarnos del vasco Ignacio Urresti, que ideó el sacapuntas de manivela.

Quizás alguien pensará, ¿para qué tanta patente e invención, si es un objeto muy simple? Pues no hay que engañarse pensando que el sacapuntas es un utensilio simple y que se puede hacer de cualquier manera. Para poder cortar la madera del lapicero y el grafito adecuadamente, es necesario que la cavidad con forma de cono que el sacapuntas lleva en el interior esté bien diseñada y tenga las medidas justas. Esta adaptación no se pudo hacer con la debida precisión hasta que los lapiceros se empezaron a producir en serie, con forma uniforme, a partir de la segunda mitad del siglo XIX.

Básicamente hay tres tipos de sacapuntas: los manuales, los mecánicos y los eléctricos. Algunos modelos, de uno u otro tipo, llevan incorporado un depósito para recoger las virutas o deshechos que se hacen durante la operación de sacar mina.

En España, en los años 70 se pusieron muy de moda unos sacapuntas en metal inyectado (calamina), con aspecto cobrizo, que puso en el mercado la firma valenciana Playme de Beniparrell. Sus modelos patentados se fabricaron desde 1969 hasta 1982. Estaban hechos con tanta minuciosidad y representaban tantos temas distintos que enseguida interesaron a los coleccionistas. Se exportaron a muchos países.

No sabemos si es cierta la información que hemos encontrado, sobre los comienzos de estos sacapuntas. Se dice que la firma, en realidad empezó produciendo miniaturas, pero que el impuesto de lujo que se les imponía las encarecía mucho. Entonces, pensaron convertirlas en un artículo útil con el fin de librarse de ese recargo, y por eso se les ocurrió convertirlas en sacapuntas.

La firma T.S.R. de Valderrobres (Teruel) elaboró los modelos en material plástico.

Actualmente, los materiales que se utilizan en su fabricación son muy variados, desde metal, hasta madera, cerámica, goma, cristal, resina, produciéndose principalmente en China. Hace unos años casi todos los países contaban con producción propia, pero ahora resulta más barato importarlos. Por otra parte, la demanda ha disminuido mucho, pues ya no se utilizan tanto los lapiceros como hace unos años.

Albert nos dice que casi todos los sacapuntas que tiene los ha tenido que comprar, porque no es fácil encontrar coleccionistas con quienes intercambiar. En el país que están mejor organizados es en Holanda, donde hay un club que publica una revista trimestral y llevan a cabo regularmente distintas actividades.

Nuestro coleccionista se interesa por todo tipo de sacapuntas, de todos los materiales y de todas las marcas y estilos, Playme, EMB Martí, Die Cast, Zinc-Alloy, Old-fashioned, etc. Actualmente tiene una cantidad espectacular de piezas, nada menos que ¡24.752! esto supone haber invertido en la colección bastante dinero, mucho espacio y una enormidad de tiempo, tanto para hacer la clasificación, como las fotos, etc.

Afortunadamente tiene un almacén donde puede guardar todos los sacapuntas y allí, él mismo, se ha hecho con madera reciclada unas estanterías donde poder exponerlos.

Albert confiesa que no ve a su familia muy entusiasmada con la colección, quizás porque son los que más se dan cuenta de todo lo que le cuesta esta afición y el trabajo que representa, por eso no ve muy claro el futuro de sus "criaturas". De todos modos, por ahora sigue disfrutando de ellas sin preocuparse demasiado por la suerte que van a tener el día de mañana... La SUERTE de Albert es la de contar con más de 24.000 razones para estar contento, pues la adquisición de cada pieza ha sido en todas las ocasiones un motivo de satisfacción.

Nos ha explicado, que una de las cosas que más ilusión le hace es ir completando series. Contar, numerar, clasificar, comparar, buscar... ¿que coleccionista no se reconoce declinando todos esos verbos?

16 comentarios:

Claudio Fernández dijo...

Muy bueno, jamás pensé que alguien en el mundo pudiera coleccionar sacapuntas, es maravilloso !!

Rafael Castillejo - rafaelcastillejo.com dijo...

No sabía de nadie que se dedicara a coleccionar sacapuntas. La verdad es que es una colección enorme. No puedo evitar acordarme de aquellos "sacaminas" como les llamábamos aquí en la escuela, que acabábamos por denominar "rompeminas".

Un saludo.

Anónimo dijo...

Os felicitamos de todo corazón por la diversidad e interés de las colecciones seleccionadas

Iya y Rosa

Chass dijo...

Esta colección es muy divertida: http://sharpenking.com/jk/Coleccion_de_los_sacapuntas_de_lapiz.htm

FLAVIO dijo...

Me encanto su coleccion. En buenos aires hay una estacion de subterraneo que tiene mas de 200 modelos a la venta a $ 15 (argentinos) cada uno. Saludos!

Víctor Barón dijo...

No es por sacar punta pero...¡magnífica e insólita colección!.
Me encanta la gente que colecciona cosas, desconozco si se ha hecho algún tipo de estudio sobre ellos. Personalmente los considero "gente maravillosa". ¡Enhorabuena!.

Anónimo dijo...

Sois formidables!

Clawdia dijo...

Hola !!! admirable lo suyo ...terrible coleccion ..como para que quede lapiz sin punta ....
tengo un boston de esos de manivela KS 1031 de usa, no lo lei en tu relato...seguro debes tener de esos de escritorio tambien..
Saludos!!

Anónimo dijo...

Por favor en que estación de subte de Buenos Aires, está la colección de sacapuntas. Muchas gracias

M@ite dijo...

¡¡EXPECTACULAR!! Y YO QUE ESTABA ORGULLOSA DE MI COLECCION DE SACAPUNTAS PLAYNE Y EM, TENGO UNOS CINCUENTA (SIN CONTAR LOS REPETIDOS).
¡¡ME ENCANTAN!!!

DEDALES DE LOURDES dijo...

Hay mucha gente que colecciona sacapuntas, yo en concreto no, pero tengo una amiga que si que lo hace y le envian muchos de esos antiguos de Argentina porque se ve que alli aun quedan algunos, por aqui cada vez son mas dificiles de conseguir.
Albert tiene usted una coleccion magnifica, madre mia menuda cantidad, enhorabuena.

DEDALES DE LOURDES dijo...

Hay mucha gente que colecciona sacapuntas,afiladores como se diria en mi tierra, yo en concreto colecciono otras cosas pero tengo una amiga que si que lo hace y su especialidad son esos de metal antiguos, le suelen mandar algunos de Argentina porque se ve que por alli aun quedan algunos ya que por aqui cada vez son mas dificiles de conseguir.
Albert tienes una coleccion magnifica,!!!!! madre mia menuda cantidad!!!!, enhorabuena

DEDALES DE LOURDES dijo...

Perdon sin querer lo envie dos veces , si puede usted borrarlo porque yo no se como hacerlo, gracias. un saludo.

Photoshopfacil dijo...

hola amigos que lindo esta esto, soy de argentina y estoy coleccionando.
Sabes algo de la historia del sacapunta y se puede comprar seguro en algun lugas hoy en dia...gracias

alberto dijo...

Que me puedes decir de este sacapuntas de mesa

Vintage ART DECO Pencil Sharpener Skrebea Modell 31 anspitzer 1930's
Saludos
Multiphone@gmail.com

José Pedro Sabina Díaz dijo...

Hola, te entiendo, también colecciono sacapuntas, pero he eliminado de mi interés todo lo que tenga una figura añadida o incorporada, de esa manera es el sacapuntas y no la maravillosa miniatura que lo acompaña lo que va configurando mi colección. También he eliminado los de manivela, así que tan sólo van quedando los de bolsillo desde el primero fabricado hasta los de diseño que hoy podemos encontrar en tiendas. saludo y ¡¡SUERTE!!