domingo, 4 de octubre de 2009

Una colección de "Star Wars"





En una

GALAXIA

muy, muy,

CERCANA ....






Y decimos "cercana" (en lugar de lejana) porque es la galaxia de Joan Casadevall Rovira que ya consideramos algo próximo, casi nuestro, pues a fuerza de explicarnos el "sujeto" o tema de su colección, su origen, evolución, etc. ha pasado a ser algo familiar.

Gracias, pues, a la información que nos ha facilitado Joan, sabemos que "La Guerra de las Galaxias" (film del que Georges Lucas, fue su productor, director y guionista) rebautizada más tarde como "Episodio IV: Una Nueva Esperanza", es una de esas películas que ha cambiado la historia del cine, convirtiéndose en un fenómeno sociológico y dando pie a un coleccionismo que, aunque poco conocido, cuenta con miles de adeptos, cientos de ellos en nuestro país.

La película se estrenó el 25 de mayo de 1977 y, pese a los temores del propio director y de la distribuidora ("20th Century Fox") sobre la aceptación que el público dispensaría al film, el hecho es que se convirtió en el más taquillero de todos los tiempos, estando en cartel durante más de un año y ganando 6 Óscar de los 10 a los que estuvo nominado, convirtiendo a personajes como Luke Skywalker, C-3PO, Obi-Wan Kenobi y sobre todo a Darth Vader en auténticos mitos.

Visto el éxito obtenido con la primera película, dos films vinieron a completar la trilogía, conocida popularmente como "Trilogía Clásica" o "Trilogía Original", que fueron el "Episodio V: El Imperio Contraataca" (Ivin Kershner, 1980) y "Episodio VI: El Retorno del Jedi" (Richard Marquand, 1983).

Dos décadas después del estreno de la primera película, se estrenó otra Trilogía cinematográfica, constituída por los film: "La amenaza fantasma" (1999), "El ataque de los clones" (2002) y "La venganza de los Sith" (2005). Entre film y film, los libros, comics, video juegos, juegos de rol, juegos de mesa, etc. mantenían viva la presencia de los héroes espaciales y su lucha contra las fuerzas del mal, procedentes de un imperio galáctico amenazador. Entre los telefilms podemos mencionar "Caravana de Valor" (1984) y "La Lucha por Endor" (1985), así como las dos series de animación "Ewoks" (1985-1986) y "Droids" (1985-1986) todas ellas ambientadas en el mundo de "Star Wars", aunque no seguían el hilo argumental de la "Trilogía Clásica".

Lo que es importante saber, para conocer el fenómeno coleccionista que han generado, es que cuando George Lucas consiguió que la "20th Century Fox" se interesara por su proyecto, los honorarios que le ofrecieron fueron muy por debajo de lo que se solía pagar en aquello época a los profesionales como él, ya que los films de ciencia ficción estaban considerados como "serie B" y no solían tener demasiado éxito. Por eso, cuando Lucas pidió todos los derechos sobre el merchandising producido sobre la película, la Fox accedió sin ningún problema, ya que las posibilidades de obtener unos beneficios importantes eran mínimas. No siempre se acierta con las previsiones, porque diez años después de su estreno la "Trilogía Clásica" había recaudado 2,6 billones de dólares...

Desde el estreno de "La Guerra de las Galaxias" comenzaron a aparecer productos relacionados con la película, pero fue en 1978 cuando un fabricante de juguetes norteamericano, Kenner, decidió lanzar 12 figuras articuladas de apenas 10 centímetros de altura, que representaban los principales personajes. Tuvieron tanto éxito, que entre 1978 a 1986 llegaron a ser ya un centenar las figuras que se habían lanzado al mercado. En algunos países fueron producidas por empresas locales y empaquetas en el idioma propio de cada territorio. En España fue la empresa catalana PBP-Poch la responsable de la fabricación.

Lamentablemente, no podemos extendernos en detallar muchos de estos artículos. Joan nos explica que se puede encontrar de todo: pins, juegos de mesa, comics, libros, cromos, mobiliario, latas de refrescos, posters, cepillos de dientes, papel w.c. cajas de cereales con promociones de films, sellos de curso legal, libros, huevos de chocolate Kinder Sorpresa, juegos de mesa, cámaras de fotos, marcapáginas... !de todo! Por otro lado, la apertura de una atracción sobre la saga de Georges Lucas en los parques de atracciones "Disneyland" ha generado un nuevo merchandising, mezclando el mundo "Disney"" con el "Star Wars".

Pero dice Joan, que el verdadero coleccionista busca también otras piezas más especiales, como por ejemplo el material promocional de los filmes en los cines, su comercialización en video o dvd, carteles, programas de cine, displays, banderolas... Lo que es muy buscado son las fotos de los personajes dedicadas y firmadas por los actores que los interpretaron, u objetos usados durante el rodaje de los films.

Joan vive en Corbera de Llobregat (Barcelona) y nos explica que su colección empezó justamente el día que su abuelo le llevó al desaparecido Nuevo Cinerama de Barcelona para ver "La Guerra de las Galaxias", que acababa de ser estrenada. El tenía sólo 5 años. Como tantos de sus compañeros empezó a coleccionar los cromos, además de montar un rompecabezas con imágenes de la cinta y cepillarse los dientes con un cepillo de "Stars War". Años más tarde, en 1995 coincidiendo con la aparición en video de "Trilogía Clásica" en edición remasterizada y el lanzamiento de las nuevas figuras Kenner, le regalaron los videos y, un día, que descubrió en unos almacenes esas nuevas figuras, ya no pudo resistir más y se compró un "Darth Vader": acababa de empezar la colección en serio. Actualmente tiene unos 2.500 objetos relacionados con este tema. Nos confiesa que su colección no es de las más importantes de España, ni en cantidad ni en valor, pero sí que está orgulloso de ella, pues considera que es una de las más variadas.

En Procoleccionismo tenemos la mala costumbre de no poner texto como pie de fotos, pero quisiéramos llamar la atención sobre algunas imágenes que acompañan este comentario, pues tienen su importancia. Por ejemplo, en la primera foto que mostramos se le puede ver a él en el set del rodaje de una película en Túnez; otra de las fotos muestra dos figuras Kenner de la primera época y, también vemos la maqueta de una nave espacial hecha por Joan con la ayuda de su padre, que aparece en la foto junto a un micromachine de la nave "Halcón Milenario". Además de esta limitada muestra de algunos de sus tesoros, tiene cosas tan interesantes en su colección como una carpeta azul con dibujos originales e indicaciones para la cámara usada para la realización de la serie de dibujos "ewoks", etc.

Conseguir piezas para la colección no es demasiado complicado, sobre todo si se proyecta en los cines alguno de los episodios de la serie, además, actualmente gracias a internet se puede comprar todo el año artículos que se ponen en venta en todo el mundo y, también, cambiar con otros coleccionistas. Como suele ocurrir, la generosidad de amigos y familiares (¡sobre todo su esposa!) contribuye mucho a que la colección vaya para adelante.

El problema es la falta de espacio (no "del espacio" ...) , pues hay piezas que le gusta tener enmarcadas (autógrafos de actores, carteles), otras son para vitrinas (figuras y objetos de tamaño pequeño), otras tienen que estar en álbumes o carpetas (postales, revistas) en estanterías, etc. ¡Es dificil encontrar un sitio para todo!

Joan pertenece a una asociación de coleccionistas, Associació Col.leccionistes de Corbera, donde colabora de manera muy activa. Esta entidad, que trabaja muy bien, tiene un blog muy interesante donde se dan a conocer las actividades que organizan, se presentan las colecciones de los socios y se informa sobre todo lo relacionado con el mundo del coleccionismo.

Y, para demostrarle a Joan que se nos ha "quedado" algo de lo mucho que nos ha explicado, nos despediremos con este buen deseo:


¡Que la fuerza te acompañe!

6 comentarios:

Peter dijo...

¡Que las galaxias no se entrecrucen!

Rafael Castillejo - rafaelcastillejo.com dijo...

En mi opinión, todo debía haber terminado con la trilogía original, pero el Sr. Lucas es un lince para los negocios y no supo reprimirse. En cuanto a los coleccionistas de objetos sobre esta serie, qué voy a decir si tengo uno en mi casa que es mi hijo mayor. ¡Ah! mi mujer también se enganchó con ella y de vez en cuando visiona por enésima vez cualquiera de sus seis películas.

Joan Casadevall dijo...

Lo mismo pienso, Rafael, aunque para mí las nuevas peliculas no estan del todo mal, no son ni por asomo como las de la trilogía original. Por cierto, si tu hijo quiere intercambiar objetos de la colección conmigo: http://colleccionistescorberasocis.blogspot.com/2009/05/joan-casadevall-rovira-soci-n-29.html

Rafael Castillejo - rafaelcastillejo.com dijo...

Joan: gracias por tu ofrecimiento, pero quizá no me he expresado bien. Mi hijo tiene algún detalle relacionado con la serie pero no puede llegar a calificarse como coleccionista. Eso sí.. si la factoría Lucas decide hacer otras seis películas, seguro que no se las pierde, y mi mujer lo mismo. Yo me quedé en la Isla Calavera cuando se llevaron a King Kong en 1933.

Anónimo dijo...

Rafael: por que no vienes con nosotros a twitter?

Pedro

Rafael Castillejo - rafaelcastillejo.com dijo...

Pedro: No tengo nada contra Twitter, lo que no tengo es tiempo. Ya me di de baja en Facebook por ese motivo. Con las visitas a mi página, mis actividades culturales y los amigos que tengo, me basta. Si a eso le añadimos mis problemas crónicos de espalda..