sábado, 2 de mayo de 2009

Una colección de planchas






¡Que plancha!








Victor Barón ha mostrado la estupenda colección de planchas que tiene en su blog "El mundo de Victor Barón", pero Procoleccionismo no quería quedarse sin hablar de una colección tan interesante, así es que le hemos pedido que nos cuente algo más sobre ella. Y, para introducir el tema de la plancha, empecemos desde el principio.

Todo el mundo tiene muy claro para qué sirve una plancha, pues sabido es que su función es alisar los tejidos, aunque también se utiliza para formar pliegues y dar forma a la ropa. Lo que ya no es tan evidente es el origen del artilugio, ya que hay opiniones para todos los gustos.

Hay quien afirma que fueron los griegos en el siglo IV a. C. los primeros que recurrieron a una especie de planchas, que eran unos cilindros o rodillos que se calentaban previamente. Otros mencionan como inventores a los chinos, pues parece ser que ya a principios de nuestra era utilizaban un recipiente de lata dotado de un mango (¿sería algo parecido a los calientacamas?) que contenía brasas en su interior. Algunos "estudiosos", para datar el invento se remontan a los romanos, vikingos, etc.

Sea como sea, y como son teorías a las que no podemos aportar ninguna luz, nos remontaremos sólo al pasado inmediato, ya que está mejor estudiado.

Antiguamente, para llevar a cabo la acción de planchar se recurría tanto al calor como a la presión, siendo considerada la utilización de pesos como la técnica más primitiva. En el siglo XVIII las planchas eran de hierro y se calentaban en el fuego.


Después, llegó el invento de las planchas huecas o planchas de carbón, dotadas de una concavidad en su interior donde se ponían brasas o un ladrillo calentado. Este sistema permitía más autonomía en el trabajo, pues se mantenía el calor más tiempo, presentando el inconveniente de que las planchas debían ser aireadas periódicamente por medio de un fuelle. Otro problema era que, frecuentemente, provocaban quemaduras en las manos de las personas que las manipulaban. Así, pues, las trabajadoras (fue un oficio de mujeres) por un lado tenían que procurar no quemarse y, por el otro, debían estar muy atentas a que no se tiznara la ropa con el carbón .

Ya en el siglo XIX se lanzó al mercado una plancha llamada de lavandería que se calentaba sobre fogones. Otros métodos utilizados fueron los que en lugar de carbón recurrieron al agua caliente, gas o alcohol.

El año 1882 fue el año de la invención de la plancha eléctrica, patentada por Henry Seely, aunque no llegó a popularizarse por el hecho de que todavía muchos hogares no contaban con electricidad en sus casas y, además, el ingenio presentaba algunos inconvenientes técnicos. Aquella primera plancha eléctrica se calentaba al contacto de un soporte, pero este proceso era muy lento y, para colmo, después se enfriaba rapidamente. El calor era generado por una resistencia a partir de la corriente eléctrica.

En el año 1906 Richardson empezó a fabricar planchas y parece ser que fue quien definitivamente les dio el nombre con el que actualmente se conocen (sería en inglés, porque no creo que este señor dijera de repente la palabra "¡plancha!", así es que diría "iron!"...). Otra fecha importante fue la de 1924, cuando se introdujo el termostato y también el año 1926, cuando se empezó a fabricar la plancha con rociado de vapor.

Esta es la historia de la plancha, pero también nos interesa conocer la historia de la colección.

Victor nos cuenta que a él le gustan las cosas con cierto "saborcillo" de tiempos pasados. A veces compra piezas o artículos que le parecen interesantes sin que por eso quiera decir que vaya a hacer colección. Por eso ha reunido una serie de utensilios varios, libros, revistas... No es de extrañar que tenga de todo un poco a juzgar por su última compra en un rastro: un manual de atletismo antiguo, un dedal de porcelana, una cartilla militar de 1952, un paquete de gaseosas de sobre "La Samaritana", algunas fotos antiguas... total de la compra: ¡5 euros!

De pequeño coleccionó sellos, monedas y alguna cosa más. Con lo que fue más constante es con la colección de postales antiguas de Zaragoza, aunque al final las vendió. En el caso de las planchas dice que se ha encontrado con esta colección casi sin pretenderlo. Unas las recogió en casa de sus padres, otras se las han regalado sus suegros o algún familiar.

La verdad sea dicha, como no ha sido su intención coleccionarlas, sino que las guardaba porque le gustaban, las tenía hasta hace poco repartidas por varios sitios. Ahora ha empezado a "concentrarlas" todas en una bodega que tiene, donde comparten espacio con básculas, radios antiguas, hoces, etc.

Victor, que vive en Zaragoza, entre el trabajo, el deporte y la genealogía no ha tenido mucho tiempo de investigar el lugar dónde fueron hechas sus planchas o el fabricante que las hizo, pero dice que a partir de ahora se va a interesar por ello. Por cierto, que como hay planchas tan espectaculares y bonitas, hay que estar atento al comprarlas, porque algunos modelos antiguos son reproducidos simplemente como objetos de decoración, sin que hayan funcionado nunca ni puedan hacerlo. Y eso no es lo que quiere un coleccionista que se precie, pues si se decide a hacer una colección de planchas, está interesado en aquellas que han sido utilizadas para dicho menester y, si le venden una "made in China", eso también es una plancha, pero de las otras...

No es de extrañar que las imiten... ¡son tan bonitas!


14 comentarios:

Rafael Castillejo - rafaelcastillejo.com dijo...

Ya ves, María José: esta semana, además de un coleccionista me das a conocer un paisano de Zaragoza en cuyo blog he visto alguna foto interesante que le puede ir muy bien a mi viejo "desván". Me pondré en contacto con él para solicitarle el correspondiente permiso. Ya sabés cómo soy para esas cosas. Un abrazo, amiga.

Rafael Castillejo - rafaelcastillejo.com dijo...

Perdona que entre otra vez en tu casa, María José, pero es que antes de ponerme en contacto con Víctor, ha sido él quien me ha llamado y... ¡vaya tío más majo! Resulta que tenemos muchas cosas en común, además de la misma edad.

Un abrazo.

lacole dijo...

Rafael, que no tienes que disculparte por entrar en esta casa, al contrario, es un honor que nos visites. Me alegro de que os hayáis puesto en contacto con Victor gracias a Procoleccionismo, ese es uno de nuestros objetivos, servir de lugar de encuentro para los coleccionistas. Un abrazo,

Anónimo dijo...

Mucha gente hace colección de planchas (y no lo digo con doble sentido)

Tere

Pep (coleccionista) dijo...

FA MOLTS ANYS QUE HAVIA VINGUT,VENIA SOVINT,ARA,DESPRES DE UNS ANYS I BUSCAR PER INTERNET HE TORNAT

Tere dijo...

Lo digo porque "Que plancha!" lleva un acento (é) en qué... je, je, je.

Anónimo dijo...

Lacole: ets molt bona! La teva pàgina web és excel·lent: som molts els quals la consultem i t'admirem! Enhorabona!

Jordi

Enric Claperas dijo...

Una de les millors pàgines de "coleccionismo" a Internet. Seguiu així per a fomentar la difusió de les millors col·leccions del món.

mirlis de fabris dijo...

Q LINDAS TUS PLANCHITAS MI MAMA TAMBIEN TIENES UNAS CUANTAS SON HORRIBLES PERO A ELLA LE FASCINAN CUANDO LAS COLOCA EN SALA TODO EL MUNDO LA CRITICA Q SI SON FEAS, Q SI PESAN MUCHOS ENTRE OTROS COMENTARIOS PERO YO ESTOY CON ELLAS EL OTRO DIA SE LAS ACOMODE TAN BIEN Q TODOS LE EMPEZARON A TOMAR CARINO MI CORREO ES labambola_18@hotmail.com por favor escribeme de repente te envio una de las q venden aca en venezuela

Anónimo dijo...

Hola soy cristina, he visto tu blog de coleccionar planchas me gustaria saber si te interesaria comprarme una plancha antigua que tengo . si te interesa te enviaria una foto para ponerte en contacto conmigo escribeme a tirin2810@hotmail.com

un saludo

cris

Anónimo dijo...

hola oye yo tengo tres planchitas como las q publican y quiero venderlas te interesan mi correo es maribel_reni@hotmail.com de verdad son antiguas

Anónimo dijo...

Hola que tal yo tengo una plancha de carbón y es muy antigua, la tengo en venta si quieres y te interesa la plancha o quisieras verla te dejo mi correo:
roypuma68_20@hotmail.com
Mi nombre es Rodrigo, saludos.

El doblao de Cumbres dijo...

Me encantan las planchas antiguas. Mi colección es muy modesta pero si os interesan podéis pasar por mi blog: http://eldoblaodecumbres.blogspot.com.es/2013/03/la-plancha.html

Un saludo.

Unknown dijo...

Hola!
Acabo de dexcubrir esta pagina y pediria a ver si podeis ayudarme a datar una plancha antigua de gas, de la cual no encuentro ninguna similar o dato que pueda ayudarme.
mi correo es: carlosof5@gmail.com.
Os mandaria fotos para ver si alguien la reconoce.
Un saludo