viernes, 12 de septiembre de 2008

Una colección de jirafas



safari


J


irafas





Nuestro coleccionista está acostumbrado a poner su mirada muy alta, nada más y nada menos que en las jirafas. Le gustan las vivas, pero ha optado por coleccionar cualquier cosa donde aparezcan representadas.
Sergio Eduardo Sakall es brasileño, vive en São Paulo y es nieto de húngaros por parte de padre. Su gran pasión desde niño fue la fotografía, afición que no le ha abandonado nunca. Además de su actividad profesional, que ha sido muy variada, Sergio ha realizado diferentes exposiciones fotográficas a través de la Secretaría de Cultura de su ciudad. También es escritor.
Nosotros queremos hablar de su faceta de coleccionista de jirafas. A él le gusta precisar que es coleccionador temático de la familia de los girafideos, que comprende dos especies endémicas del Continente Africano: las jirafas y los ocapis.

Pero, ¿por qué colecciona jirafas Sergio? obviamente, porque le gustan. Y ¿qué es lo que le gusta de las jirafas? pues muchas cosas.

Según nos cuenta, aprecia en ellas su belleza "física", la elegancia que despliegan al caminar, su piel, su manera de ser, pues son pacíficas, dóciles, curiosas... También le gustan porque a todos los niños les encantan las jirafas, lo que para él es algo muy significativo.

La primera jirafa que tuvo a su alcance fue un juguete de plástico que le regalaron cuando era un bebé, en 1964. En 1985 ya tomó consciencia de que quería coleccionarlas y se dedicó a ello, pero no fue hasta el 2000 cuando lo hizo de una manera más organizada, intentando darle más contenido a la colección.

Sergio califica su colección dentro de la categoría conocida como pancoleccionismo, es decir el "vale todo", en el sentido de que se interesa por todos los objetos que están relacionados de algún modo con su tema específico, léase, jirafas.

No obstante, dentro de la colección de jirafas propiamente dicha, han surgido otras en las que está muy volcado, como la Filatelia, Telecartofilia, cartolifilia, etc.

Concretamente en el apartado de Filatelia ha conseguido reunir piezas muy interesantes, y las tiene todas muy bien documentadas. Nos muestra, por ejemplo, el primer sello postal en el que apareció representada una jirafa, en el año 1901, y una amplia representación de las primeras emisiones alemanas, australianas, canadienses, colombianas, etc.

Lo mismo ocurre con su colección de billetes y monedas, que acompaña con una pormenorizada lista de Países africanos y sus respectivas monedas, tanto las actuales como las que se han dejado de utilizar.

Hablando de listas, no falta una relación en inglés y francés de todas las naciones del Planeta y la enumeración de todos los idiomas y alfabetos del mundo.

Su colección ha ido adquiriendo valor económico con el paso del tiempo, dado el valor intrínseco de algunas de las piezas, pero lo que Sergio aprecia especialmente es el valor afectivo de muchos de esos objetos. Considera, también, que coleccionar es un hobby excelente, pues es una óptima terapia ocupacional y una fuente de información que permite el enriquecimiento intelectual.

Para poder ver la cantidad de cosas diversas que forman parte de su colección, para conocer mejor a Sergio y, por supuesto, para aprender casi todo sobre las jirafas, hay que visitar su interesantísima web, que se llama "girafamania".

Paseando por su página hemos tenido ocasión de descubrir jirafas en postales, sellos, relojes, cajas, posters, ropa, corbatas, sillas, tarjetas de teléfono, tapaderas de w.c., dedales, marcos de fotos, perchas, instrumentos musicales, discos, calendarios, en piezas de Swarovski ¡y en la pierna del coleccionista!

Y como el objetivo de una colección no es sólo almacenar objetos sino también conocerlos mejor, para poder apreciarlos, Sergio estudia todo lo referente a sus animales preferidos: su anatomía, fisiología, clasificación científica...
Entre otras curiosidades, está recopilando la traducción del nombre "jirafa" en todas las lenguas del mundo, así como la elaboración de unas listas con el nombre de todas las reservas y zoos donde pueden verse las jirafas al natural, y en los museos o centros donde hay obras y estudios sobre ellas.

También es interesante una sección en la que enumera a todas las personalidades que han tenido algo que ver con las jirafas, desde Jorge V de Inglaterra a Salvador Dalí, Walt Disney, Hergé, etc. De todos ellos ofrece datos biográficos y el motivo por el que se les ha vinculado con la jirafa.

Dedica, también, un espacio a los niños, con juegos y objetos varios en los que la jirafa es la estrella número uno.

Aunque la colección es muy original, algunas de las ilusiones de Sergio son comunes a las de tantos otros coleccionistas. A él le encantaría poder dedicar un museo a sus jirafas y poder mostrarlas en exposiciones tématicas. También ha comenzado a realizar gestiones para poder incluir su colección en el libro de los Records de Guinness.

Le deseamos a Sergio mucho éxito en sus iniciativas y esperamos que haya apreciado el "color jirafa" de las letras de este texto... y el defectuoso palindromo del título:
SAFARI J IRAFAS



6 comentarios:

Richie dijo...

Este coleccionista puede ir por el mundo con la cabeza bien alta.... je, je, je.

Fede (Murcia) dijo...

¡Muy bien!

Fabian dijo...

Linda aweb.

Angel dijo...

Ehhh... Me daba pena meterme en tu blog sin dejarte un comentario aunque también me daba pena escribirte un comentario tan insulso como este... Pero al final he optado por escribirlo de todos modos.

lacole dijo...

Gracias a todos vosotros, los mensajes siempre se agradecen,

ELSY (VENEZUELA dijo...

QUE LINDO LO POCO QUE VI DE TU COLECCION A MI TAMBIEN ME FASCINAN LAS JIRAFAS,TE FELICITO .